Decoraciones para scrapbooking, adornos, complementos. Curso de iniciación al scrapbooking, lección 4

Decoraciones para scrapbooking. Clase 4, impartida por Alúa Cid

¡Llegó la lección que esperabas! Todos los tipos de decoraciones para scrapbooking, y cómo se utilizan cada una de ellas.

Pero te advierto que el tema es tan amplio, que es probable que me olvide de alguna cosa y la vaya añadiendo con el tiempo.

Sin más dilación… ¡vamos allá!

Las decoraciones más sencillas: troquelados o die cuts

Set de troquelados florales para scrapbooking de la colección Patio. Diseñados por Alúa Cid    set de troquelados para scrapbooking mazapan

Son lo más sencillo de todo. Hubo un tiempo en que era lo más simple que se creaba para acompañar a una colección se scrapbooking.

Los troquelados, también llamados die cuts, son piezas impresas de cartulina troqueladas.

Suelen venir en una bolsita, recortadas y sin adhesivo. Así tú puedes añadirle pegamento o no, según necesites.

Los troquelados pueden funcionar como adorno en una portada -para lo cual pondrías adhesivo en todo el reverso-, como tirador de un bolsillo y pegarías solo un trozo, o puedes agujerearlo y colgarlo de un lomo.

Y si es grande, ponle cinta de pegamento en forma de L o U, pégalo sobre papel de scrapbooking y que funcione él mismo como un bolsillo.

Por cierto, que si lo usas como tirador, en lugar de pegarlo lo puedes coser, como suelo hacer yo.

Luego también puedes encontrar en el mercado die cuts que no son de cartulina, sino de papel vegetal o papel de acetado.

O con aplicaciones de foil, que es un pan de oro, o con purpurina.

 

Decoraciones para scrapbooking con adhesivo: Pegatinas o stickers

Un paso más allá de los troquelados, están los stickers, que llevan adhesivo.

Y dentro de este apartado, hay varios formatos diferentes:

Pegatinas con ilustraciones o en forma de etiqueta

Vienen en una hoja donde están los troquelados como los que acabo de detallarte, pero en este caso llevan adhesivo. Y yo también los comercializo en una lata, que considero un buen sistema para llevar pegatinas a la universidad o colegio.

Pueden tener las mismas formas que encuentras en el paquete de die cuts: alguna figurita, banderolas, letras de alfabeto para formar palabras, banners, corazones… cosas que luego nos ayuden a la hora de documentar.

Bien para escribir alguna cosita encima o bien para decorar o rellenar alguna composición en tu álbum o agenda.

De un tiempo a esta parte, mis adhesivos son más en formato rectangular y llevan dos hojas: una con mensajitos para poner a pie de foto y otra con adhesivos de colores para que tú escribas sobre ellos.

Pegatinas puffy

Set de pegatinas puffy de la colección Patio, diseñada por Alúa Cid
Set de pegatinas puffy Patio

Otro tipo de pegatinas son las puffy. Son acolchadas, blanditas y con relieve. Estas se comercializan en paquetes pequeños, en mi caso de 10×15 cm, pero varían según el fabricante.

Las puffy se venden con ilustraciones o dibujos, o como alfabetos que ayudan a rotular proyectos. Con estas puedes poner el nombre de la persona a la que haces el álbum, o el país al que has viajado.

Chipboard

Es una pegatina, pero hecha sobre cartón. Tiene muchísimo relieve.

Las últimas me las están haciendo sobre cartón contracolado blanco, algo muy interesante porque el perfil que se ve queda muy estético, en lugar del típico gris.

¿Una recomendación? El adhesivo de los chipboard suele ser malo (o no lo suficientemente fuerte para sujetar una pieza tan grande), así que mejor ponle tú más pegamento para que quede bien fijo y no se despegue con el tiempo.

Y si quieres convertir un chipboard en un medallón para colgar del lomo de un proyecto, un truco es aplicar talco por la parte donde está el pegamento. ¡Y ya has convertido un chipboard en un die cut!

El tamaño en el que se comercializan los chipboard es una hoja de cartón de 30×30 cm o 30×15 cm.

Thickers o alfabetos

Thickers es una marca registrada que ha dado nombre a un formato que es un chipboard pero cuyos dibujos son alfabetos con relieve.

Estos son de formato 30×15 cm y llevan pegatinas en una hoja, a dos caras.

Es el tamaño original y el resto de marcas seguimos ese camino, para que todo vuestro material sea similar y podáis guardarlo mejor.

Los thickers no tienen por qué ser siempre alfabetos, también pueden ser frases o adornos básicos.

Y el acabado no solo es a un color, a veces con metálicos, o llevan purpurina, o son iridiscentes…

Enamel dots

Set de enamels dots Mazapán colección Navidad
Set de enamels dots Mazapán

Son como gotas de esmalte con adhesivo, con diversas formas y colores.

A veces el paquete lleva solo un tipo de formas (solo circulares, solo corazón, gotas, solo estrellas…) o una mezcla de ellas.

Yo suelo sacar un paquete con cada una de mis colecciones con los mismos colores que he usado en ella.

Los enamel dots son un adorno muy delicado, y te ayuda a decorar un álbum colocando por ejemplo una foto y un par de enamel dots alrededor. O en la decoración de una portada.

Estos tampoco llevan muy buen pegamento, así que refuérzalo con pegamento caliente o con Glossy Accents.

Efímeras

Luego cada marca saca adornos con pegamento muy peculiares, como un set que sacó Maggie Holmes con muchos colores en pompones y flecos. Unos llevaban tela, otros purpurina… muy random todo.

Se les llama efímeras o ephemera, porque son composiciones creadas un poco a lo loco, donde los adornos no tienen que ver unos con otros.

Washi tapes

Los auténticos son unas cintas de papel de arroz impreso y lleva un adhesivo reposicionable, que está pensado para que tú lo puedas usar y luego despegar sin dañar el papel.

Los hay de diferentes anchos, con dibujos e incluso acabados con purpurina.

Yo todavía no he sacado ninguno, seguramente porque es un elemento que uso poco, pero tengo ganas. Me inclino por una línea de básicos para que valgan para todo.

 

Decoraciones para scrapbooking sin adhesivo

Chapas de scrap

La parte de delante es curva y con dibujos y la de detrás plana y plástica.

Se fijan con pegamento caliente o con cinta 3D, que es esponjita a doble cara.

A mi me gustan mucho para hacer medallones personalizados, pero no sé porqué este elemento cada vez se usa menos y se está dejando de comercializar.

Figuras acrílicas

El metacrilato es un material muy versátil y con muchos usos en scrapbooking.

Con ellos se fabrican medallones, figuras, palabras, marcos… para pegar directamente sobre el papel de scrap o colgar.

Las figuras acrílicas son de un color uniforme o con purpurina.

Palabras o figuras de madera

En lugar usar como material base el metacrilato, también es fácil encontrar figuras y palabras de madera.

Llevan el color al natural y en este caso van muy bien para proyectos rústicos, o a los que quieres dar una presentación muy ecofriendly.

Cuando son figuras con mensaje, este se graba sobre la madera, que aparece como quemada.

Borla o tassel

Pueden llevar flecos de hilo, cordón, fieltro y otros materiales. Otros son tiras con bolitas de madera. Y los pompones también entran en esta categoría.

Se fabrican en diferentes formatos y colores.

Marcos y shakers

Las decoraciones para scrapbooking con forma de marco también quedan muy bien. El material puede ser DM (un derivado de la madera, serrín encolado y prensado), metacrilato, o incluso lo puedes hacer tú misma troquelándolo en cartulina.

Si entre dos marcos, colocas dos plásticos con una cámara de aire, obtienes una shaker. En medio puedes colocar elementos móviles como lentejuelas, abalorios, purpurina o arena.

 

Decoraciones para scrapbooking metálicas

Charms o adornos metálicos

charms decorativos golpiño de alua cid

Llevan una resina epoxi recubriendo el dibujo, como si fuera un barniz. La trasera es metálica e incluye un aro para pasar por él una cinta, lazo, cordón o cadena de bolitas.

Y luego lo cuelgas del lomo o de cualquier lugar de tu proyecto.

En mi web además tengo un set de adornos metálicos que no son de colgar, sino de pegar, y que dan un toque muy personal y elegante a tu manualidad.

Encuadernadores o brads

Son una especie de chincheta metálica que por la parte de atrás llevan dos patitas, que se meten por un agujero que harás para encuadernar. Una vez dentro, abrimos las patitas y los folios quedan agarrados.

Originariamente se usaban para encuadernar varias hojas de un proyecto o unos apuntes.

Pero en esta industria se aprovechan todas las ideas, y ahora puedes encontrar los encuadernadores forrados de tela, para poder usarlo como botón de cierre en un álbum. O como si fuesen objetos vintage, simulando engranajes, con strass o con barniz epoxi.

Todo con sus patitas por detrás para fijarlos.

Ojales o eyelets

Son piezas metálicas para recubrir un pequeño agujero, y conseguir un acabado más fuerte y estético. Luego por él pasarás un cordón, una cadena de bolitas, un lazo, una anilla…

Para colocarlos se necesitan dos herramientas: la que taladra el agujero y la que coloca el eyelet, una vez pasado por él.

O una herramienta de la marca We’r Memory Keepers, que se llama Crop a Dile, que lo hace todo en dos tamaños, ya que hay dos tamaños estándar de eyelets: 3/16 y 1/8

Cadenas de bolitas

Las cadenas de bolitas puedes considerarlo un útil o un adorno, y se comercializan lacadas en colores, a juego con los eyelets, que es por donde suelen pasarse.

 

Otros adornos

Como ya te he contado, la industria del scrapbooking siempre está innovando, así que vas a encontrar adornos de todo tipo, como elementos que imitan sellos de lacre, flores de ganchillo, o cuentas de madera.

Y algunos adornos random como pinzas de madera lacadas en colores, horquillas que funcionan como tirador, clips rematados por piezas de goma, piezas de tela acolchada, cascabeles, pinzas metálicas para decorar o usar como cierre, algún adorno en resina, flores de tela, botones, bolitas navideñas con purpurina dentro, figuras metálicas…

Cualquier cosa que te imagines, seguro que la encuentras.

 

Fabrica tus propios adornos y decoraciones para scrapbooking

Has visto que se comercializan montones de cositas para adornar, pero si eres imaginativa tú misma puedes hacer muchas de ellas: flores de tela o ganchillo, pinzas de colores…

Si dispones de una troqueladora puedes fabricar, por ejemplo, tus propias palabras y adornos para poner en las portadas de los proyectos, o adornos con formas variadas en cartulina o goma eva.

 

Fotos y recuerdos que documentan la foto

Pero sin duda las mejores decoraciones para un álbum de scrapbooking son tus recuerdos. Tanto las fotografías, como el material que te traigas de un viaje. Porque es algo único, imposible de sustituir por una pieza comprada y asociada en tu memoria a un momento concreto.

¿Por ejemplo? El billete de avión, tarjetas de visita de un restaurante o el hotel, la tarjeta de habitación de un hotel, mapas, plano de metro…

Y luego están los envoltorios de un regalo, las postales navideñas y tarjetas de cumpleaños… Cualquier cosa que te recuerde el momento especial que estás reflejando en tu álbum de scrapbooking.

Eso es el origen y a la vez la magia del scrap. Por muchos adornos que compres, nada se puede igualar a tus fotos, recuerdos y elementos hechos por ti.

 

Y hasta aquí la clase de hoy. Te dejo también el enlace para que la veas en vídeo. Pulsa aquí, y aparecerás en YouTube.

Te recuerdo que tienes en el blog otras clases que te hablan sobre qué es el scrapbooking, papeles y soportes, y los tipos de proyectos y encuadernaciones.

TEMPORALMENTE, MIENTRAS NO SOLUCIONAMOS PROBLEMAS TÉCNICOS EN MI CANAL DE YOUTUBE, TE DEJO EL VÍDEO AQUÍ.

Si te gustó el tema de las decoraciones de scrapbooking, y crees que le puede gustar a alguien, comparte con ella el enlace.

Álbum de scrapbooking Querida primavera

Álbum de scrapbooking Querida primavera, diseñado por Alúa Cid

El álbum de scrapbooking Querida primavera es un proyecto que resume mi especialidad: usar poco material para hacer un álbum fácil y que a la vez sea resultón.

Por eso es muy buena opción si estás empezando, ya que lo he diseñado como iniciación. Que no te asuste el tamaño, que puedes con él.

Si has hecho ya más proyectos conmigo, verás que este no supone ninguna innovación, pero puede ser un as en la manga si quieres hacer un regalo en un par de horas (ahora que ya tienes experiencia).

El formato es cuadrado y el tamaño menudo, pero sin ser ridículo, que sabes que me gustan los proyectos grandotes. La sorpresa es que lleva un montón de páginas, por lo que tiene muchísima capacidad para fotos.

Buscaba unos colores atemporales y a la vez primaverales, por lo que lleva mucho amarillo, rosa y azul, en tonos que le aportan mucha luz.

En resumen: ha quedado muy bonito, y será pesado y contundente una vez esté lleno de fotos.

¿Quieres saber cómo se hace?

¿Qué necesito para hacer el álbum de scrapbooking Querida primavera?

Para crear este álbum necesitas 3 elementos: papeles y otros materiales de scrapbooking, tus herramientas y los tutoriales que yo he creado para guiarte en el proceso.

Por eso llamo a estos talleres 123 Taller!

1.Papeles y complementos de scrapbooking

Para este proyecto he usado materiales de la colección Patio. Si quieres que el álbum te quede exactamente igual al mío, no necesitas ir comprando pieza a pieza en la web. El kit 123 Taller! Querida primavera ya tiene todo lo necesario para hacerlo. Y te sale mejor de precio.

Pero si prefieres usar otra colección o materiales que tengas por casa, te indico todo lo que contiene el kit, para que vayas juntándolo:

  • Bloc de 36 papeles Patio de 12×12”
  • 2 cartones contracolados de 12×12”
  • 5 papeles decorados de doble cara de 12×12”
  • 2 piezas de metacrilato diseñadas especialmente para este proyecto
  • 1 acetato impreso en blanco
  • Sobre de decoraciones

Si además quieres completar el álbum con más decoraciones, puedes usar troquelados, chipboard o pegatinas puffy de la misma colección, que tienes que pedir aparte.

Todos van a juego en diseño y gama de colores y te ayudan a personalizar el álbum cuando vayas colocando las fotos.

2.Herramientas sencillas

Para realizar el álbum de scrapbooking Querida Primavera, necesitas tener a mano: cizalla (o cúter y regla), tijeras, plegadera para trabajar el papel, y pegamentos.

Para el agujero del lomo usa una crop a dile o un sacabocados. Y si quieres hacer detalles de costura como yo, una máquina de coser.

Si no sabes coser o no dispones de máquina, ten a mano una grapadora para fijar los lazos que hacen de tiradores.

En caso de que seas primeriza y dispongas de pocas herramientas, en la web encuentras un kit de herramientas básicas, que incluye todo esto:

  • 1 base de corte en A3 efecto madera
  • 1 cizalla con base de plegado de We R Memory Keepers
  • bote de pegamento
  • pegamento de barra
  • cinta de doble cara
  • 1 cutter de precisión rosa
  • 2 alicates sacabocados de 3 y 5 mm.
  • 1 regla metálica de 18 pulgadas (45cm)

Para hacer el álbum no necesitas más.

3.Tutoriales que te guíen durante todo el proceso

Los tutoriales para hacer el álbum ya están en YouTube, y también de dejo desde aquí acceso directo (incluyendo la presentación, para que veas el resultado final):

 

PRESENTACIÓN

 Ahora que has visto el álbum por dentro, vamos a ponernos manos a la obra con los tutoriales:

CAPÍTULO 1

 

CAPÍTULO 2

 

CAPÍTULO 3

CAPÍTULO 4

 

TEMPORALMENTE, MIENTRAS NO SOLUCIONAMOS PROBLEMAS TÉCNICOS EN MI CANAL DE YOUTUBE, TE DEJO EN EL CANAL DE @zoeamigo TODOS LOS VÍDEOS DE ESTE CURSOPINCHA AQUÍ (Y SUSCRÍBETE) 😉

 

¿Qué tal te ha quedado el proyecto?

Si has disfrutado haciéndolo, comparte este post para que otra persona pase tan buen rato como tú. Y no te olvides de subir tu álbum de scrapbooking Querida primavera a redes sociales con el hashtag #aluacid

Marzo sin residuos (o cómo evitar contaminar, gracias a una acción muy sencilla)

Marzo sin residuos, una campaña de Alúa Cid para reducir plásticos

El reciclaje es una práctica que consiste en recoger los materiales reciclables para tratarlos en plantas, con el objetivo de volver a conseguir la materia prima que contienen. El proceso consume mucha energía, por eso hay dos alternativas mejores: reutilizar, o no usar ese producto. Esta última opción es la que escogí en 2022, con la campaña Marzo sin residuos, que tuvo un éxito inesperado.

Sigue leyendo y te cuento cómo se gestó y sus resultados.

Las cifras de reciclaje en España no están nada claras

¿Cuánto se recicla en nuestro país? ¿Todos los plásticos son reciclables? ¿Es verdad que se separan manualmente los productos que tiro al contenedor común?

Siempre tenemos muchísimas dudas alrededor del tema del reciclaje. Y es complicado obtener respuestas porque, cada estadística te ofrece unas cifras diferentes, ya que cada una mide aspectos distintos en puntos diferentes de la cadena de reciclaje.

Lo que sí parece estar claro es que en España generamos 23 millones de toneladas de residuos urbanos, lo que sale a unos 486 kg por habitante. De esos, menos del 20% lo separamos en su contenedor correspondiente.

Sí, sí. El 80% de los residuos van mezclados.

El estudio más reciente sobre reciclaje lo ha realizado Greenpeace en 2020 y asegura que solo se recupera el 25,4% de los plásticos.

Así las cosas, dentro de poco estaremos inundados de basura. Así que ¿no es mejor reutilizar o directamente evitar comprar productos que llevan plástico innecesario?

Mientras no tengamos un sistema de devolución y retorno de envases, mi respuesta la tengo muy clara.

Cómo nació Marzo sin residuos

Foto de Dominika Roseclay en Pexels. Cuidemos de la naturaleza con Marzo sin Residuos
Foto de Dominika Roseclay, en Pexels

Amo la naturaleza y el tema del cuidado del medio ambiente me preocupa. Y ya ves que los datos anteriores me dan la razón.

A nivel nacional, no hay un sistema eficaz para reciclar y nosotras mismas no ayudamos, ya que no separamos gran parte de los envases.

Por ese motivo, cuando compras en aluacid.com intento usar el máximo de papel y cartón y el mínimo de envoltorios plásticos (a veces no hay más remedio y tengo que pasar por ello, para que no se estropeen mis productos en las tiendas).

Si compras un kit de scrapbooking, te llega en un sobre grande de cartón. Y los lazos, anillas y material que compras por unidad, lo metemos también en un sobre adecuado. El papel no solo se recicla mejor, sino que las amantes del scrapbooking enseguida le encontramos una utilidad.

Así que un día me quedé mirando la bolsa de plástico que ponemos alrededor de la caja rosa de Alúa Cid.

Y pensé… ¿qué hace la gente con esta bolsa, cuando recibe el paquete? Tirarla, porque es lo mismo que hago yo. No le encuentro utilidad.

Así que decidí dar un paso más allá y mandar directamente la caja rosa con la pegatina del transportista.

Solo durante el mes de marzo, para ver qué pasaba. Y llamé a la iniciativa Marzo sin residuos.

Qué conseguimos juntas gracias a Marzo sin residuos

Marzo de 2022 fue el mes en el que mandé la caja sin plástico en los envíos a la Península y Baleares. Los pedidos a Canarias, resto de Europa y otros continentes siguieron con él, porque el viaje es más largo y la caja necesitaba ir más protegida.

Durante todo el mes de marzo estuve atenta a ver qué pasaba con la caja.

Y sucedió algo extrañísimo.

Casi no hubo incidencias.

Las cajas llegaban sucias de polvo, pero más intactas que cuando iban recubiertas de plástico. Yo creo que los transportistas la ven tan rosa, tan cuqui y tan delicada, que la tratan mejor. Porque dentro podría llevar cualquier delicatessen 😉

Al terminar el mes, sumé el total de pedidos y los multipliqué por el peso de la bolsa y… ¡dejé de enviar casi 50 kg de plástico!

Envoltorios que se hubieran ido a la basura y la gran mayoría (si hacemos caso de los datos) no se hubiera reciclado.

Esto es un esfuerzo conjunto que me hace muchísima ilusión. Porque pienso en que ese plástico no estará degradándose en un basurero, ni acabará convertido en CO2 contaminante, ni alojado en el estómago de una tortuga o en un país del tercer mundo a cambio de pagarles una miseria. Y, ¿qué quieres que te diga? Me parece un esfuerzo mínimo por nuestra parte, por conseguir algo tan grande.

¿Marzo sin residuos to be continued…?

Bolsa plástica para transporte, de Alúa Cid   Bolsa plástica para el transporte de la caja rosa de Alúa Cid

Yes. Sí.

Marzo sin residuos, de momento, se queda con nosotras.

Porque si hemos evitado tirar 50 kg de plástico en un mes, ¿qué pasará si lo multiplicamos por 12?

Y sé que algunas de vosotras no sois fans de esta medida. Y no porque os guste contaminar, sino porque valoráis la caja rosa y la queréis intacta.

Si tú estás en ese caso, tengo una opción para ti: contratar aparte la bolsa.

El precio cubre la bolsa plástica para transporte, no la caja, cuyo coste asumo yo enteramente y cuya misión es proteger los productos que compras. Es un obsequio.

 

El objetivo de la bolsa solo es proteger la caja de suciedad. No te puedo garantizar que la caja llegue perfecta, un tema que corresponde a la empresa de paquetería.

Por eso no admito reclamaciones por cajas aplastadas, siempre y cuando el producto que contiene llegue en perfectas condiciones.

Así que tienes donde elegir. Yo lo tengo claro, me quedo con la caja sin plástico para apoyar Marzo sin residuos y cuidar la naturaleza todo lo que esté en mi mano.

Proyectos y encuadernaciones en scrapbooking. Curso de iniciación al scrapbooking, lección 3

Tipos de proyectos y encuadernaciones en scrapbooking. Tercera clase del minicurso de Alúa Cid

¿Qué tal si, en lugar de pasar directamente a las decoraciones, revisamos los tipos de proyectos y encuadernaciones en scrapbooking?

Ahora que conoces qué es el scrap y los tipos de papeles y soportes de los que vas a partir, este capítulo del mini curso de scrapbooking te ayuda a visualizar qué puedes hacer con los materiales básicos.

Y así luego entenderás por qué tantas empresas nos dedicamos a crear materiales y herramientas para scrapbooking.

 

¿Qué tipos de proyectos puedes hacer con los materiales de scrapbooking?

El universo que puedes crear partiendo de materiales como papel y cartón es enorme. Si acabas de empezar, hay muchas cosas que puedes comenzar a crear con poco material y herramientas.

Así que empiezo con los elementos más sencillos que puedes crear y luego voy a ir subiendo de nivel:

Etiquetas, marcapáginas y tarjetería

Puedes comenzar haciendo marcapáginas, que en principio no tienen una medida estandarizada internacional a la que nos adaptemos, y te pueden servir como regalo personalizado.

Solo necesitas usar papeles o estampar sellos, coloreándolos luego.

La tarjetería es algo similar, pero parte de un lienzo en blanco de 10×15 cm o de 10×20 cm sobre el que pegas papeles, estampas sellos, utilizas máscaras, tintas…

Las tarjetas tienen una medida más estándar porque suelen ir dentro de sobres, que sí tienen medidas fijas.

Etiqueta de scrapbooking México Lindo

Más que tarjetas, me gusta hacer etiquetas pequeñas con cartón -que es uno de los soportes que vimos en la lección 2-, estampando sellos y coloreándolos. En mi canal de YouTube tienes un montón de ideas.

Considero cada etiqueta como una pequeña obra de arte, por lo que le veo mucha más utilidad que a una tarjeta. Luego las cuelgo de las bolsas de viaje, merienda, deporte o scrap y es una manera de personalizarlas muy bonita. ¡Ah! Y también las cuelgo de los mangos de las puertas.

Para hacerlas, sobre el cartón puedes colocar papel de scrap, cartulinas lisas o papel de acuarela. Como decoraciones tienes eyelets, cadenas de bolitas para colgarlas, sellos para estampar y materiales para colorear.

En cuanto a herramientas, para la versión rectangular más sencilla te sirve el cúter y la taladradora de hacer agujeros en papel que tienes en casa. Si quieres algo más profesional necesitas la herramienta que hace el agujero y luego coloca los eyelets, utensilios para cortar cartón, troqueladoras de esquinas para darles forma, troqueladoras para dar forma a la etiqueta (en cuadrado, círculo, corazón…). Yo he fabricado cartones circulares para etiquetas, por si quieres tener ya una base sobre la que crear etiquetas.

Elementos para rellenar tu agenda de anillas

Con todos los papeles diferentes que tiene el scrapbooking puedes hacer separadores interiores para tu agenda, marcapáginas, pequeñas libretas, algún sobre extra, tarjetas para luego decorar la agenda…

Para eso emplea papeles de scrapbooking, papeles especiales, cartulinas básicas, acetatos, decoraciones con adhesivo, tabuladores, lazos o troquelados para usar como tiradores de las páginas

Si estás empezando y no tienes mucha herramienta, quizá es de lo más fácil para ti: con un cúter y una troqueladora para hacer 6 agujeros es suficiente.

Libreta formato Midori

Midori es una marca registrada, pero su sistema se ha copiado incansablemente porque es muy práctico.

Es una encuadernación que no lleva anillas en el lomo, sino unas gomas que sujetan libretas interiores intercambiables que se venden en packs.

Se usan mucho como agenda, bullet journal o diario. También se conoce como encuadernación Traveller’s journal, porque se puede usar como diario de viaje o como diario del viaje de tu vida.

La medida estándar de las libretas interiores es 10×20 cm y una de sus ventajas es que puedes crear tú las libretas, cosiendo o grapando las hojas.

Y en ellas puedes simplemente escribir o usar todos los complementos y decoraciones, como papeles, pegatinas, sellos… para ayudarte a decorar.

Decorar tu Bullet Journal

El Bullet Journal (o BUJO) es un sistema de organización a medio camino entre un art journal y una agenda.

Parte de libretas con las páginas numeradas y punteadas, y solo con rotuladores y algún bolígrafo en diferentes colores vas creando tu agenda totalmente personalizada a día página o semana vista, según tus necesidades.

Delante lleva un índice para localizar todo el contenido, por eso las páginas van numeradas. Y en medio vas metiendo listas de deseos, de cumpleaños, de películas, anotas la receta de un postre… Todo cabe en este sistema organizativo.

Si estás empezando, el BUJO es muy fácil de hacer, porque solo necesitas un cuaderno -en la web los encuentras de dos tamaños, A5 y XL- y luego puedes usar también papeles, pegatinas, sellos, para decorar…

Rita’s Diary

Este es mi sistema con el que puedes documentar tu vida con fotos.

Consiste en escoger una carpeta al tamaño que te guste, paquetes de fundas y un pack o un bloc de tarjetas. O simplemente haces tarjetas con cartulina básica, que irás escribiéndolas, plasmando por escrito los recuerdos de ese día.

Proyecto de Rita's Diary creado por Alúa Cid

Con todo esto y tus fotografías, logras un álbum muy personal con poco trabajo.

En la web tienes gran variedad en esos tres materiales.

Mis fundas valen para el formato de 2 anillas europeas y para el americano de 4 anillas. Así que si ya tienes una carpeta en casa con esas características, puedes aprovecharla.

Luego puedes añadirle las decoraciones que hay para scrapbooking.

Hacer tus propias carpetas

Haciendo una estructura con papel de scrapbooking y cartón contracolado, solo tienes añadir un mecanismo de anillas, que es bastante fácil de localizar y colocar.

 

Hasta aquí todo lo que puedes hacer en el mundillo de scrapbooking sin necesidad de invertir mucho tiempo, materiales o herramientas.

Ahora voy a contarte qué proyectos puedes hacer que ya exigen encuadernación.

 

¿Qué tipos de encuadernación puedes hacer con los materiales de scrapbooking?

Encuadernar es una palabra que te puede asustar un poco, al pensar que requiere mucha destreza o práctica.

Como en todo, hay niveles. Desde lo más básico y resultón, hasta los proyectos grandotes y pesados que me gusta hacer.

Encuadernación con anillas

Si no tienes experiencia en scrapbooking, puedes comenzar por esta encuadernación y hacer un cuaderno en el que meter hojas blancas, una carta de colores, introducir separadores… Incluso hojas plásticas para fotos de Rita’s Diary.

Como herramientas solo necesitas un sacabocados para hacer los agujeros. Si quieres rematarlos, también una que coloque eyelets.

En cuanto a material escoge anillas, cartón para portada y lo que quieras para el relleno interior.

Encuadernación con wire-o

Este tipo de trabajos son sencillos, pero exigen la compra de una máquina encuadernadora. Y “la encuadernadora” por excelencia es la Cinch.

Si tienes en mente hacerte con una, ahorra un poco más y compra el tamaño grande, porque el mini enseguida se te quedará corto.

Al igual que en la encuadernación anterior, necesitas cartón para la portada, papel para decorarla, relleno y wire-o, que son esas anillas corridas que llevan hoy casi todas las libretas, y que están disponibles en diversos colores.

Con este tipo de encuadernación creas desde recetarios hasta una libreta para regalarle a la profe. O una agenda, ya que se venden los rellenos, o un bujo.

Todo queda perfecto.

Encuadernación con anillas de disco

Los discos son unas piezas plásticas o metálicas que te permiten hacer una encuadernación a caballo entre la encuadernación con anillas y con wire-o.

Tienen las ventajas de las dos.

Lo mejor de las anillas es que puedes añadir y quitar hojas siempre que quieras, así como colocarlas en el orden que desees. Y además si te cansas de la portada, la retiras y haces otra nueva.

foto guia encuadernacion

Incluso puedes tener un fondo de armario de cubiertas e ir cambiándolas a lo largo del año.

Lo mejor del wire-o es que aunque pases mucho las páginas, no se rompen como suele suceder con las anillas. Los discos conservan esa característica.

Los materiales a usar son similares a las dos encuadernaciones anteriores, excepto las anillas de disco. Las hay de varios tamaños, para soportar diferentes cantidades de papel.

La herramienta que tienes que usar es una troqueladora de disco, de las varias que hay en el mercado.

También puedes hacer lo que quieras con este sistema. Te dejo una idea más allá de una libreta o una agenda: un libro de pegatinas. Tienes el tutorial aquí.

Encuadernación con lomo y wireo

Empezamos a complicar un poquito la cosa. ¿Qué tal hacer una encuadernación con wireo, pero que a su vez tenga lomo?

Eso sube un poco más el nivel porque incorpora una estructura que soporta la libreta y a la vez la hace más elegantona.

Encuadernación sin encuadernación

Es una de mis especialidades, en la que más trabajo y que me gusta mucho.

Consiste en hacer una estructura que soporte papel, pero sin usar elementos externos más allá del cartón y el papel. No lleva anillas, y tiene la peculiaridad de que yo les añado solapas desplegables.

Este tipo de proyectos resume para mi toda la magia del scrap.

Te dejo un ejemplo con este bloc de organización de escritorio:

 

También el proyecto anual de 2022, To the Moon, lleva este tipo de encuadernación desplegable con solapas y más solapas.

Encuadernación en espina

Para mí esta es la encuadernación por excelencia.

Consiste en crear unas piezas en forma de U, con una parte lisa y dos partes que salen hacia arriba, como si fuesen espinas. Para un proyecto se hacen en varios anchos diferentes y luego se colocan a lo largo del lomo de mayor a menor. O sea, va una dentro de otra formando una pieza única. Primer plano de una espina usada en encuadernación de scrapbooking

Una vez pegada en el lomo del proyecto, sobre cada espina se fija una página.

Con ese sistema se pueden luego hacer trabajos más grandes o pequeños, con más o menos hojas.

 

Y a partir de aquí se abre un mundo de posibilidades: trabajos con lomo en forma de acordeón, incorporar pop-up (elementos que se levantan al pasar la página), usar sobres…

Si prefieres ver el VÍDEO QUE COMPLEMENTA ESTE POST, pincha aquí, que te llevo.

Ahora que ya conoces los tipos de proyecto y encuadernaciones que puedes hacer en scrapbooking, es hora de conocer el universo de las decoraciones que le van a dar vidilla. ¿Pasamos a la siguiente lección?

 

TEMPORALMENTE, MIENTRAS NO SOLUCIONAMOS PROBLEMAS TÉCNICOS EN MI CANAL DE YOUTUBE, TE DEJO EL VÍDEO AQUÍ.

Cajacadabra de marzo 2022

Cajacadabra marzo 2022, de Alúa Cid

La Cajacadabra de marzo 2022 cierra el trimestre y contiene los últimos materiales de la colección Maravillas, de la estación de primavera.

Si eres suscriptora, esta vez recibiste un caja pequeñita pero matona, porque dentro lleva todas las decoraciones del trimestre:

🤍 El bloc papeles pequeños, que lleva los mismos patrones que el bloc grande y además los 6 papeles sólidos de la colección

🤍 Pegatinas puffy, que lleva figuritas y también elementos básicos para decorar

🤍 Set de troquelados, con muchas Alulis

🤍 Troquel pequeño mini shaker circular

🤍 Un sello de fondo

Y además, como regalito… un sellito de una luna 🌙

 

       

 

Ahora que ya tenéis en casa todos los materiales de la Cajacadabra marzo 2022, toca hacer el proyecto:

 

CAPÍTULO 1

Hoy hacemos la estructura, que lleva ¡dos lomos! y dos solapas. Espero que te guste el proyecto.

 

CAPÍTULO 2

Y esta vez nos centramos en la estructura, que lleva una espina de 8 páginas para la derecha y 8 páginas para la izquierda. ¿Sorprendida?

 

CAPITULO 3

En este vídeo voy a intentar dejar todas las hojas de nuestro proyecto hechas y te voy a explicar la combinación de papeles que he diseñado. Ve cogiendo todos los papeles del blog que van a una sola cara ¡que continuamos!

CAPÍTULO 4

Disponible el 3 de abril de 2022

CAPÍTULO 5

Disponible el 10 de abril de 2022

 

¿Qué te ha parecido el álbum? Recuerda que tienes muchas más ideas de proyectos en mi blog y mi canal de YouTube.

Y si no eres suscriptora y no dispones de los mismos materiales que ves en el vídeo, puedes reproducir el trabajo con otros a tu gusto.

Pistola de pegamento caliente: funcionamiento, qué pegar con ella y trucos

Pistola de pegamento caliente y como usarla en scrapbooking

La pistola de pegamento caliente es una herramienta muy fácil de usar y que tiene la ventaja de que permite pegar muchos de los materiales que usamos en scrapbooking. Pero, ¿cuáles, exactamente?

A continuación, te voy a hablar de cómo funciona, qué pegar con ella y las precauciones que debes de tener, ya que no es un juguete.

¿Te quedas a leer el post?

 

Cómo funciona una pistola de pegamento caliente

La pistola de pegamento caliente o termoencoladora es una herramienta eléctrica que, mediante el calor, convierte barritas sólidas de pegamento en adhesivo líquido que se usa en caliente.

La barrita se mete por el orificio trasero, luego se enchufa y se enciende la pistola. En un par de minutos ha alcanzado la temperatura necesaria. Cuando esté lista, aprieta el gatillo; el pegamento sale fundido por la punta. Aplícalo sobre uno de los elementos que desees pegar y, a continuación, acerca la otra parte y presiona entre ellas.

Al cabo de aproximadamente un minuto, la silicona se habrá solidificado de nuevo y unido ambas superficies. Así que no te duermas y pega ambos elementos cuanto antes.

 

En el mercado puedes encontrar dos tipos de pistolas de pegamento:

  • Las que derriten el pegamento a 120º: se caracterizan porque llevan barritas más finas. Son pequeñas, manejables y se emplean para manualidades como marquetería, trabajos con goma EVA y scrapbooking.
  • Las que calientan el pegamento a 200º: además de las barras finas, admiten otras de más grosor. Son pistolas de pegamento más grandes, y suelen usarse en trabajos de bricolaje. Algunas llevan un regulador de temperatura para adaptarse al grosor de las barras

 

Precauciones a tener en cuenta

La pistola de pegamento es muy sencilla de usar, pero no cometas el error de confiarte con ella.

Piensa que el pegamento sale por la punta a más de cien grados y si no tienes cuidado podrías quemarte. No toques la boquilla mientras está encendida, ni tampoco la silicona caliente, ya que se quedaría pegada a tu piel (en ese caso no la arranques, enfríala bajo el grifo).

Sujeta bien la pieza sobre la que vas a poner el pegamento. Debe estar en posición horizontal y si es muy pequeña, cógela con unas pinzas. Será más seguro que usar tus dedos.

Nunca retires las barras de pegamento, porque eso podría atascar la pistola y estropearla. Mejor apura la barra hasta el final.

Y otro momento delicado es cuando apoyas la pistola para poder unir las piezas. Hazlo sobre una superficie que resista bien el calor y protégela si no quieres que el pegamento gotee sobre ella. Para ayudarte en esto, algunas pistolas llevan una pequeña pieza metálica que actúa de soporte.

Mi última recomendación es recordarte que, pese a su inofensiva apariencia, la pistola de pegamento caliente no es un juguete y no es una herramienta apta para niños. Si la usan, que sea siempre bajo la supervisión de un adulto.

 

¿De qué se componen las barritas de la pistola de pegamento? Y qué materiales pegar con ella

Pistola de pegamento caliente y usos en scrapbooking

Las barritas que la pistola derrite para convertir en pegamento son de silicona caliente o cola termofusible. En realidad, un adhesivo termoplástico que la pistola derrite y que puede estar compuesto de diversos pegamentos como poliésteres, policarbonatos, polialquenos…

Se usa mucho a nivel doméstico porque la silicona es fácil de fundir, seca pronto, es muy elástica y no le afectan la luz ni el agua.

Las barritas más usadas son las transparentes, que tienen la ventaja de que el pegamento no tiene color y son adecuadas para cerámica o plásticos.

Las blancas llevan componentes que pegan bien cartón, cuero y tela, y las amarillas y marrones son más adecuadas para usar en la madera.

También las hay de otros colores variados para manualidades, e incluso las que llevan purpurina.

Para scrapbooking te sirven las barras de silicona transparentes. Con ellas puedes pegar piezas de metacrilato, adornos de madera, chapas de scrapbooking, cartón grueso, fijar lazos y adornos metálicos.

De todo, vamos. Incluso cristal.

 

Trucos cuando uses la pistola de pegamento caliente

Ojo cuando vayas comprar las barras de silicona: ten en cuenta el diámetro que admite tu pistola de pegamento. Si es para manualidades o scrapbooking suelen usar barras de silicona de 7mm de diámetro.

Y, por supuesto, escoge las barras que adhieran el material que pretendes pegar.

¿Qué otros trucos debes tener en cuenta? La silicona al secarse queda rugosa y abulta, por eso no es lo más adecuado para usar en los papeles de scrapbooking. En ese caso escoge cola blanca, pegamento líquido transparente o pegamento de barra.

Los materiales aislantes hacen que la silicona se enfríe más despacio. Así que, si pegas palabras de madera o chapas plásticas para scrapbooking, debes esperar más de lo que harías cuando pegas cartón. Y si usas metales, lograrás que la silicona solidifique antes.

 

Ahora que ya conoces cómo usar la pistola de pegamento caliente, solo te queda escoger un modelo a tu gusto. Para scrapbooking te recomiendo que tenga una punta de precisión. ¿Qué tal mi pistola de pegamento caliente? Te dejo aquí la presentación.

 

Papeles y soportes para scrapbooking. Curso de iniciación al scrapbooking, lección 2

Papeles y soportes para scrapbooking, por Alúa Cid

Hoy continuamos el minicurso de scrapbooking con los elementos que considero fundamentales: los papeles de scrapbooking.

Como te conté en la lección anterior, el scrapbooking nació como industria en Estados Unidos y a partir de ahí se extendió al resto del mundo. ¿Por qué te recuerdo esto?

Porque mucha terminología permanece en su modo anglosajón -aunque yo intento traducir al máximo las palabras al castellano-, las medidas son en pulgadas y los formatos del papel tienen los tamaños que usan en Estados Unidos.

Tras esta introducción, te detallo los tipos de papeles y soportes que encuentras a la venta para hacer scrapbooking.

 

Papeles para scrapbooking, un universo de colores y texturas

El papel es para mí lo más importante del scrap, todo lo demás son complementos. Por eso yo cada vez amplío más y más los formatos de papeles, y no tengo tantas decoraciones.

¿Qué tipos de papeles puedes encontrar en el mercado y en qué formatos?

 

Tipos de papeles para scrapbooking

Los papeles usados para scrapbooking tienen un gramaje de cartulina, entre 180 y 250 gramos. Menos de eso es un papel muy fino para scrapbooking y por encima sería complicado de plegar.

Al comprarlo, considero muy importante que esté impreso en inyección, normalmente offset. Da lugar a papeles mates que al plegar conservan los dibujos.

Cuando el papel está impreso a láser aparece con un brillo producido por el toner y para mí tiene una gran pega: cuando trabajamos el papel, le hacemos hendidos o lo plegamos, la tinta salta del papel. De forma que donde hay pliegue se ve blanco.

Normalmente el papel de scrapbooking lleva un dibujo grande, patrones o incluso etiquetas que puedes recortar y convertirlas en tarjetas para meterlas en algún bolsillo o escribir texto sobre ellas.

Junto a estos, cada vez se comercializan más los papeles sólidos. Los llaman así en Estados Unidos y tienen las mismas características que acabo de decirte, excepto el diseño. Son colores planos, sin motivos, en la misma paleta de colores que la colección a la que acompañan, para combinar con los papeles con dibujos o patrones.

En mi marca, los papeles sólidos son de un color plano por una cara y por el reverso uso el mismo color y le añado alguna textura, para que tengan un poco más de gracia y no parezcan una cartulina normal.

Por último, añadir que en ocasiones se añade un efecto a los papeles, como foil -un dorado brillante, tipo pan de oro; o plata u oro rosa-, barniz y purpurina.

Papeles especiales para scrapbooking

En scrapbooking usamos papeles con soportes especiales, como el papel vegetal, que yo fabrico con más gramaje que el que usábamos en el colegio para calcar. Van impresos y como son traslúcidos le dan toques especiales a los trabajos.

Luego están los acetatos impresos a una tinta o en color. También se les puede aplicar también foil o purpurina. Yo los suelo imprimir en blanco, que es como más me gustan.

Y otro tipo de soportes son los polipropilenos translúcidos, opacos, de colores, con topos impresos…

 

Tamaños comunes de los papeles de scrapbooking

Los papeles de scrapbooking se venden por unidades de 12×12”, medidas que emplean en Estados Unidos y que equivalen a 30,5×30,5 cm. Aunque a veces tienes unos centímetros extra donde llevan el código, la descripción o un patrón de otro papel con el que combina y que nos ayuda a coordinarlo.

Si tu papel lleva códigos, tenlo en cuenta si lo estás cortando por la otra cara. Puedes llevarte la desagradable sorpresa de que al darle la vuelta no es uniforme.

Un buen precio para este papel está entre 0,90 € y 1,20 €, y sube hasta los 2 o 3€ si lleva foil, purpurina o barniz.

Pero cada vez más, las marcas (yo incluida) vendemos los papeles de scrapbooking en blocs o kits porque los papeles sufren menos en los envíos y porque la unidad te sale mucho más barata.

Te hablaré de ellos a continuación, pero te los presento ahora para decir que los formatos de los blocs grandes son de 12×12”, los hay de 6×6” que ya casi están en extinción y cada vez se venden más los llamados blocs pequeños de 6×8”, cuyo tamaño se asemeja a un A5.

Y luego hay papeles con tamaños especiales.

 

Nuevos formatos, más posibilidades

Además de los papeles por unidad, como te decía, también se venden agrupados en blocs y kits:

  1. Los kits de papeles de scrapbooking nacieron en Estados Unidos (¿dónde si no?) y aquí hemos ido detrás. Suelen llevan unos 12 papeles sueltos impresos a doble cara y empaquetados en bolsas plásticas. A veces incluyen una hoja de pegatinas o troquelados, y en mi marca a veces le añado sellos o algún troquel extra.
  2. Los blocs de papeles de scrapbooking, en Estados Unidos los llaman pad, incluyen los papeles encolados por la parte superior. Inicialmente llevaban 24 papeles con los 12 motivos de los kits, pero impresos a una cara. Incluso hay papeles con 48 papeles donde los papeles se duplican.

 

Esa es la norma. Pero las reglas están para romperlas y desde hace unos años en España la marca Mintopía comenzó a comercializar blocs que llevan papeles impresos a una y dos caras.

Yo la he seguido y mis blocs llevan la misma estructura: tienen primero papeles a doble cara primero y a una sola cara después, de forma que no tienes que escoger. Y casi por el mismo precio de un bloc estándar.

Me parece muy interesante combinar los dos… ¿por qué? Porque para muchas cosas nos viene genial que el papel sea a doble cara y para muchas otras, sobre todo cuando lo vamos a pegar, nos da pena inutilizar una cara impresa.

Bloc de tarjetas Mazapán para Rita's Diary
Bloc de tarjetas Mazapán

Y otro formato novedoso son los blocs de tarjetas que se usan para los álbumes de fotos con fundas, también conocidos como Project Life, que en realidad es la primera empresa que los lanzó.

Luego cada marca le hemos puesto nuestro propio nombre: el mío es Rita’s Diary. Son carpetas con páginas que tienen bolsillos con fundas transparentes y luego tarjetas para meter en estos bolsillos.

Se fabrica mucho papel impreso con idea de usar como tarjetas. Lo más común es que vengan impresas a doble cara en cartulina gordita, recortadas y en un blíster plástico. Yo he lanzado una línea de básicos en cartulinas blancas, negras, vegetales y Kraft como comodín para saltear por el medio de las tarjetas. Puedes coserle algo, escribir o pegarle una foto.

En mi marca he lanzado blocs con muchísimas tarjetas. Evito alzarlas y empaquetarlas, no se generan plásticos y residuos, y por el mismo precio tienes mucha más cantidad.

 

Otros acabados del papel

Los papeles de scrapbooking tienen un acabado mate, similar al de una cartulina de calidad.

Si manipulas mucho el proyecto, pueden mancharse. Así que para evitarlo, existen papeles laminados para hacer cubiertas, que protegen el trabajo y se pueden limpiar con un paño húmedo.

El laminado es como un plastificado que no lo notas al tacto, pero protege el papel.

 

Soportes para scrapbooking

En scrapbooking realizamos desde cero estructuras para álbumes de fotos, cajas, carpetas… El material que les da consistencia es el cartón, que se forra directamente con los papeles que te detallé o primero con cartulina y luego se decoran con papel.

Como ya te comenté en la lección anterior, el scrapbooking va de aprovechar materiales, así que como cartón gris interior puedes aprovechar cajas de bombones, zapatos, cereales o galletas.

Si no tienes materiales a mano, esto es lo que encuentras a la venta:

Cartón contracolado

En las tiendas de scrap encuentras siempre cartón contracolado gris. Trabajamos con el que tiene entre 1,5 y 1,75 cm de grosor. El de 2cm se suele usar más para cartonaje.

Su tamaño habitual también es de 12×12” pero, como a mí me gusta trabajar en formato amplio, porque me prefiero los proyectos grandes y pesados, con muchas solapas y desplegables, en mi web lo tienes en A3.

Es un cartón resistente y fuerte, 100% reciclado y en el proceso de fabricación le introducen virutas metálicas, algo que daña muchísimo el cúter. Te recomiendo siempre no usar guillotina para cortarlo. Emplea un cúter, ya que es más económico reponer la cuchilla quitando un trozo.

En cuanto a soportes, yo también quise introducir más variedad en el cartón y cuento con cartón contracolado negro y cartón contracolado blanco cremoso.

Son del mismo grosor que el gris, pero la tripa del cartón es blanco o negro, no un cartón gris con una cubierta.

Es un cartón muy caro, pero para hacer etiquetas queda muy bien. También son útiles para trabajos en los que forras el cartón, pero dejas al aire los cantos.

 

Cartulinas

Otra de mis tendencias es forrar el cartón contracolado gris primero en cartulina y luego decorar con papel de scrapbooking.

Para ello utilizo cartulinas gorditas de 250 grs.

Como las cartulinas de 12×12” no me llegaban a nada, en mi web encuentras un montón de cartulinas básicas en formato 32x45cm 12,5×18”.

Las tengo en muchos colores, con textura de madera, efectos de destellos…

Y también he lanzado mi propia línea de cartulinas básicas que por una de las caras tienen una ligera textura y por la otra un color liso. O láminas a una cara que incluyen dos diseños para usar en la portada y contraportada de tu proyecto.

Lámina edición especial Aluli primaveral tamaño A3

 

Hasta aquí ha llegado la segunda lección de iniciación al scrapbooking.

Si prefieres ver el vídeo que complementa este post, pincha aquí, que te llevo.

 

TEMPORALMENTE TE DEJO EL VÍDEO AQUÍ.

¿Te ha gustado el contenido o sabes de alguien a quien pueda interesarle? ¡Pues compártelo con ella, para que conozca la variedad de papeles y soportes para scrapbooking que hay en el mercado! Y ahora… pasemos a la siguiente lección.

Plegaderas para scrapbooking, ¿cómo elegir la más adecuada?

Cómo elegir tu plegadera para scrapbooking, según Alúa Cid

Si te abruman la cantidad de plegaderas para scrapbooking que hay en el mercado, hoy te cuento para qué sirven, los materiales más habituales y por qué tienen diferentes formas.

La plegadera es uno de los elementos más básicos para comenzar a hacer scrapbooking, ya que te ayuda a plegar cartulinas, a rematar bien las esquinas o a estirar con suavidad el papel pegado hacia los bordes.

Lo ideal es que no deje marcas ni brillos, y se adapte a tu mano y a la superficie del trabajo que estás haciendo.

Por eso, al terminar de leer el post, te darás cuenta de que quizás necesites más de una plegadera.

 

Echemos la vista atrás: el origen de las plegaderas para scrapbooking

Como en scrapbooking se trabaja básicamente con papel, hay que mirar en esa dirección para localizar el origen de las plegaderas.

Concretamente hay que fijarse en el sector de la encuadernación, que es de donde beben las herramientas para scrapbooking iniciales. Luego el mercado creció y siguió su propio camino, pero esa ya es otra película…

La plegadera, como su nombre ya señala, es una herramienta cuya función inicial es plegar, marcar los pliegues del papel y ajustar los materiales forrados a sus soportes.

En scrapbooking la plegadera se emplea fundamentalmente para manejar papel de todo tipo y grosor, pero puede ayudarte con los acetatos y todo tipo de plásticos, y telas de encuadernar.

Inicialmente tenían forma de cuchillo, y hoy ya existen muchos otros modelos.

 

¿Para qué puedes usar las plegaderas en scrapbooking?

Al igual que sucede en la encuadernación, en scrapbooking la plegadera tiene tantos usos que, cuando te hagas a ella, casi será una extensión de tu mano.

Mira todo lo que puedes hacer con esta sencilla herramienta:

 

Plegar

El uso más común es ayudarte a que los pliegues de un librillo queden perfectos. Doblas el papel y pasas la plegadera por encima de la doblez.

Te queda una doblez marcada y sin arrugas, con mínimo esfuerzo. Y sin marcas de dedos.

Hendir

Cuando el material a doblar es rígido o necesitas hacer varios pliegues en una hoja, lo más sencillo es que previamente la coloques sobre una base de corte con hendiduras y -a la distancia que necesites-, pases la punta de la plegadera.

Verás cómo el siguiente paso del plegado es coser y cantar.

Esto es útil a la hora de crear un fuelle, o cuando quieres hacer un bolsillo. Como estos elementos llevan varios pliegues, realiza previamente un hendido con ayuda de la plegadera y verás el tiempo que ahorras.

Rematar esquinas

Si eres principiante, quizás temas este paso, porque requiere cierta maña y es donde se ven más los defectos.

Una plegadera con buena punta te ayuda a meter hacia adentro las dos partes de la esquina sin necesidad de usar tu uña.

Redondear

Si quieres hacer un proyecto con el lomo curvo, necesitas redondear o bornear el cartón.

Uno de los sistemas empleado consiste en humedecer cartón de 1mm, darle forma envolviéndolo en un rollo y al secar, pasar la plegadera por los bordes para ayudar a que adquiera la curva definitiva.

Alisar superficies

Al pegar el forro -de tela, papel, cuero- sobre el cartón lleno de pegamento, hay que alisarlo desde el centro hacia los extremos para que ambas superficies queden bien adheridas y eliminar burbujas.

Las plegaderas tipo espátula son ideales para realizar esta función. Y además sirven de gran ayuda si alguna vez necesitas reducir arrugas a un papel antes de usarlo.

 

Ahora te reto a que pienses con qué estás realizando todas estas tareas actualmente. ¿Tus dedos y uñas, un depresor de madera (de los que usan los médicos para ver la garganta), una plegadera vieja…?

Realmente hay muchos elementos que puedes usar, elaborados en materiales muy variados.

 

Tipos de plegaderas, según su material

Se cree que la plegadera más antigua es la que se localizó en la región de Teotihuacán (México), pero como antiguamente los materiales eran biodegradables, creo que nunca se sabrá su origen.

Porque como fue en China donde se inventó el papel en el año 105 d.C., sería lógico que allí naciesen también las plegaderas.

Sea como sea, lo que sí sabemos es que los materiales han avanzado mucho desde entonces:

  • Plegaderas de hueso: eran tan comunes antiguamente que por eso en inglés se llaman “bone folder”. Es un material resistente y una superficie pulida, sin poros. Se usaba hueso de alce y ciervo, y en algunas zonas también marfil.
  • Plegaderas de madera: La madera empleada tiene que ser dura, con el poro cerrado y estar muy seca para evitar que se deforme. De boj, haya, nogal, castaño, fresno…
  • Plegaderas de plástico: son baratas, ligeras y fáciles de limpiar… pero de mala calidad. No se deslizan bien y se desgastan muy rápido, dejando marcas.
  • Plegaderas de teflón: este material tiene la particularidad de que no deja brillos en el papel, algo muy valorado en scrapbooking. Son antiadherentes, suaves, más duraderas que el plástico y más caras, pero merecen la pena.
  • Plegaderas de resina: hay muchos tipos de resina sintética en el mercado, y las de calidad aportan todas las cualidades del teflón y además tienen un tacto especial muy agradable, y duran más. Pero hacen brillos.

Ya ves que hay muchísimos tipos de materiales y lo cierto es que siguen conviviendo todos, porque cada uno tiene sus ventajas. Para scrapbooking yo te recomiendo teflón o resina de calidad.

 

Tipos de plegaderas para scrapbooking, según su forma

Además del material que más te guste, la forma de la plegadera es determinante para facilitarte el trabajo.

En mi experiencia como escrapera, he visto que estas son las que cubren todo el espectro que necesitas:

Plegadera tipo lápiz

plegadera tipo lapiz de teflon cocobone
Plegadera tipo lápiz de teflón

La plegadera con forma de lápiz es muy ligera y fácil de manejar, puesto que es circular y terminada en punta. La posición de los dedos es similar a cuando escribes, por eso la adaptación es muy rápida.

Está pensada para hacer las marcas de los hendidos con comodidad.

Plegadera ergonómica

Plegadera Alúa Cid color hueso. Hecha de resina y especial para scrapbooking
Plegadera Alúa Cid color hueso

La forma de arco en el mango permite un buen apoyo para la mano, lo que facilita su uso.

La plegadera ergonómica se adapta tanto a los trabajos de detalle, gracias a su punta, como al plegado de superficies amplias.

Plegadera estándar

Plegadera estándar de teflón CocoBone
Plegadera estándar de teflón

Reproduce la forma de las plegaderas originales de hueso o madera, en materiales sintéticos: es plana y acabada en punta.

Gracias a su sencillo diseño, la plegadera estándar también trabaja con detalles y con superficies amplias, pero su mango no es ergonómico.

Plegadera XL

Plegadera XL de teflón CocoBone
Plegadera XL de teflón

Es similar a la plegadera estándar, pero en un tamaño que se adapta mejor a manos grandes.

Con la parte fina de la plegadera XL adquieres mucha precisión para marcar hendidos o rematar esquinas, y con la plana pliegas el papel.

Plegadera espátula

plegadera espátula de teflón CocoBone
Plegadera espátula de teflón

La función principal de esta plegadera con forma de espátula es alisar superficies y lograr que el forro y la estructura se adhieran perfectamente entre sí.

Por eso suelen ser de tamaño grande y forma geométrica, ya que te permiten sujetarla con fuerza y alisar zonas amplias con comodidad.

 

¿Qué plegadera para scrapbooking elegir, si solo puedes tener una?

Partiendo de la base de que la plegadera es una herramienta asequible y con una buena relación calidad-precio, nada te impide comenzar con una e ir haciéndote con más, según las necesites.

Pero para iniciarte, y si solo quieres invertir en una que sea todo terreno, mi recomendación es que te hagas con una plegadera ergonómica. Te va a dar mucho juego y nunca vas a dejar de usarla.

Si todavía no tienes una entre tus herramientas, la que tengo en mi web es de una resina especial muy duradera (más que el teflón), con excelente agarre y se desliza suavemente sobre el papel, haciendo plegados perfectos.

 

Así que, tanto si te dedicas al srapbooking como a la encuadernación clásica, una buena plegadera te va a facilitar muchísimo la tarea.

Piensa en todo el tiempo que te va a ahorras rematando esquinas ,. Y los papeles que vas a dejar impecables. Fuera brillos y marcas de grasa.

Además, tiene la ventaja de que ocupan poquísimo y las puedes llevar en tu estuche a donde quieras.

¿Tienes ya claro cuál es la plegadera de scrapbooking que te falta?

Álbum de scrapbooking Mi vida en Rosa

Con la colección Rouge, que diseñé hace un par de años con Itziar de Lacquered World, hice en su momento un álbum de scrapbooking que llamé Mi vida en Rosa.

Rouge estuvo agotada mucho tiempo y acabo de reeditarla y ampliarla, porque me parece una colección imprescindible.

Para empezar, porque tiene unos colores que no suelo emplear en otras colecciones: tonos rosados, cerezas y rojos. Y para continuar, porque es muy elegante, pintada a trazos de acuarela.

Sale en este mes de febrero, para inspirarte en tus proyectos de San Valentín.

 

Un Álbum de scrapbooking muy completo

Con los elementos de la colección Rouge creé un álbum de srapbooking de tamaño 18×24 cm y capacidad para unas 50 fotos.

       

 

El álbum en sí es una preciosidad y, para que puedas replicarlo, en su momento grabé unos tutoriales que son lo más completo que tengo.

Como siempre, están en abierto en YouTube.

Además de guiarte en cómo hacer este álbum de scrapbooking Mi vida en Rosa, en ellos te enseño a coser papel y a colorear sellos con rotuladores Copic, acuarelas y tintas Distress.

Aunque no vayas a hacer el álbum, te recomiendo que te pases a ver esos tutoriales. Son tantos y tan completos que los subí a lo largo de dos semanas.

El álbum lo tiene todo: un sello coloreado por ti, encuadernación en espina, bolsillos, múltiples elementos de decoración, cosidos, composición…

 

¿Qué necesito para hacer el álbum de scrapbooking Mi Vida en Rosa?

Para llevar a cabo el proyecto, necesitas tres elementos: papeles y otros materiales de scrapbooking de la colección Rouge, tus herramientas, y los tutoriales para seguir el paso a paso.

1.Papeles y complementos de scrapbooking

Yo he usado materiales de la colección Rouge. Pero tú puedes usar la colección que más te guste.

 

Así que te dejo una lista de todo lo que yo he empleado, por si necesitas localizar elementos similares:

  • Bloc de 27 papeles Rouge
  • Hoja de troquelados
  • 6 cartulinas de 250 gr negro
  • 1 cartulina de 250 gr blanco
  • 1 cartón contracolado A3
  • Un set de sellos
  • Un troquel
  • Una lámina
  • Sobre de decoraciones

Si quieres hacer este proyecto con los mismos elementos que yo, en mi web tengo un kit que lo contiene todo, todito y que te sale mejor de precio que si compras por separado cada cosa. Se llama 123 Taller! Mi vida en Rosa.

Por cierto, si te quedaste pensando en el apartado anterior que no te gusta colorear o no tienes materiales para hacerlo, el kit lleva dos imágenes: una ya coloreada y otra solo con el contorno, para que practiques tú.

Y también incluye un sello con la ilustración de la portada, por si quieres usarlo de nuevo en otro proyecto.

Lo bueno de comprar el kit es que incluye elementos que no se venden sueltos en mi web, como este sello o un troquel, y que te llega con un sobre con decoraciones donde ya van los lazos a juego y otros detalles.

Te ahorra tiempo buscando material, y dinero.

 

2.Herramientas sencillas

Para realizar el álbum de scrapbooking Mi vida en Rosa, necesitas tener a mano: regla, tijeras, cúter, cizalla y pegamentos.

Opcionalmente, y si te gusta el acabado de costura, puedes usar una máquina de coser para personalizar el trabajo. No es imprescindible, pero en este caso te aconsejo que consigas una temporalmente para aprender a coser papel.

Si no tienes posibilidad de hacerte con una o quieres saltarte este paso, ten a mano una grapadora.

Y en este proyecto también es recomendable disponer de materiales para colorear el sello de la portada, si quieres sacarle mayor rendimiento al proyecto.

 

3.Tutoriales que te guíen durante todo el proceso

Los tutoriales ya están en YouTube, pero como son muchos, te voy a dejar desde aquí acceso directo.

 

El taller para hacer el álbum de scrapbooking Mi vida en Rosa consta de tres bloques:

Bloque 1: Estructura

Empezamos la estructura: Materiales y herramientas

Empezamos la estructura: Preparando los papeles

[AQUÍ PUEDES INTERRUMPIR MOMENTÁNEAMENTA LA CONSTRUCCIÓN DEL ÁLBUM Y PASAR AL BLOQUE 2]

Continuamos con la estructura: Portada

Aprendiendo a coser papel

Empezamos con el interior

Terminando la estructura exterior: Páginas

 

Bloque 2: Cómo colorear (3 técnicas)

Conociendo rotuladores Copic

Coloreando con Copic

Un poquito de acuarela

Coloreando con acuarela

Coloreando con tintas Distress

 

Bloque 3: Decoración

Empezando con la decoración

Últimos detalles y despedida

 

TEMPORALMENTE, MIENTRAS NO SOLUCIONAMOS PROBLEMAS TÉCNICOS EN MI CANAL DE YOUTUBE, TE DEJO EN EL CANAL DE @zoeamigo TODOS LOS VÍDEOS DE ESTE CURSOPINCHA AQUÍ (Y SUSCRÍBETE) 😉

 

¿Cómo es el resultado final?

Te dejo unas cuantas fotos para que veas el interior del proyecto. Pero si prefieres verlo en vídeo antes de meterte en faena o comprar los materiales, pincha aquí.

Si te van los colores pasionales y a la vez quieres hacer un proyecto delicado, en rojos, negro y blanco, creo que el álbum de scrapbooking Mi vida en Rosa te va a ilusionar.

 

 

¿Qué es scrapbooking? ¿Scrap? ¿Scrapbook? Curso de iniciación al scrapbooking, lección 1

¿Qué es scrapbooking, ese vocablo que oyes mucho, pero no puedes concretar exactamente a qué se refiere?

Estás de suerte, porque he creado  un mini curso de iniciación con el que conocerás las bases de este entretenido mundillo del scrapbooking. Serán unos pequeños vídeos, apoyados por post como este, que te van a ir guiando y despertando las ganas de volver a hacer manualidades.

No necesitas conocimientos previos, solo muchas ganas de aprender.

Cada mes te voy a hablar de las diferentes familias, ramas, términos, productos, herramientas… que hay.

Espero que sea súper completo. Pero es un mundo tan amplio, que tengo contenido para mucho tiempo.

En este primer post voy a comenzar explicando qué es el scrapbooking.

¿Qué es scrapbooking?

El scrapbooking es una manualidad, un ocio que proviene originariamente de Estados Unidos, de ahí que se le conozca por el término anglosajón.

Scrap significa retal, chatarra, recorte. Book se traduce como libro. Al juntar ambas tenemos “libro de recortes”.

Y la terminación “ing” al final es el gerundio que le da acción y que convierte esa palabra en un verbo.

Scrapbooking se traduce literalmente como “Haciendo álbumes de recortes, o de fotos”.

Veamos a qué llaman los americanos “chatarra”, porque de primeras no suena apetecible.

El scrap son restos de materiales que tenemos por casa, que llegan en los envoltorios de los paquetes, o que nos vamos encontrando en nuestras actividades cotidianas.

Te dejo ejemplos: cuando vas a una cena y te dan un ticket, una tarjeta de visita, una felicitación que te regalan, una nota de agradecimiento que guardas…

Todos esos “recortes”, que en realidad son pedacitos de recuerdos, los vamos guardando y junto con materiales que tenemos en casa o que compramos, creamos nuestro libro de recuerdos (scrapbook).

Normalmente se usan como álbumes de fotos, pero en realidad son mucho más completos y especiales.

Quiero añadir aquí ideas que puedes para guardar como material para completar tu álbum, ya que el scrapbooking es muy ecológico, reutiliza todo: etiquetas de la ropa que luego puedes forrar, lazos que vienen en las bolsas de papel, cartones de colores de algún envase bonito, el envoltorio de un jabón artesanal…

Por qué hacer scrapbooking

Aunque el scrapbooking tiene utilidad, porque es nuestro diario o da lugar a una libreta, o una tarjeta para nosotros o para regalar, me gustaría aclarar que para mí su primera función es un ocio, una manualidad.

Todas las que nos dedicamos a esto creo que no es con el objetivo de hacer tarjetas o álbumes, sino porque nos gusta hacerlo. El tiempo de desconexión que nos regalamos a nosotras mismas para poder hacer scrapbooking son nuestros ratitos especiales.

Para mí principalmente eso es el scrapbooking.

De hecho, mucha gente lleva haciendo scrapbooking durante años, cuando descubre que detrás de lo que hace hay toda una industria detrás, como fue mi caso y quizá también el tuyo.

Si decorabas las libretas del colegio, si forrabas los álbumes de fotos o tus carpetas, si pegabas recortes de revistas… Pues todo esto que quizás haces desde haces años sin ponerle un nombre, pues es scrapbooking.

 

Ideas para hacer scrapbooking

Todas esas cosas que normalmente tiraríamos a la basura o guardaríamos en una caja o un cajón, quedándose ahí por siempre jamás, vamos a usarlas como decoración para nuestro libro de recortes.

Principalmente lo acompañamos de fotos, pero no tenemos por qué.

El scrapbook puede ser una especie de diario en el que escribimos nuestras crónicas del día -o de un evento concreto que queremos dejar reflejado-, y las acompañamos de esos recuerdos que hemos guardado del momento.

Estos son los eventos que pueden animarte a hacer scrapbooking:

  • Documentar todo el embarazo o todo el primer año de tu bebé, o regalar el álbum a una amiga embarazada. Cuando el niño crezca, es un recuerdo único para él.
  • Si haces un viaje, guarda todos los billetes de avión, los tickets de compra, la reserva del hotel… Y luego crea un álbum para agruparlo todo, junto a las fotografías que hayas hecho.
  • El libro de firmas de una comunión, al que podemos añadir el menú, los recordatorios y alguna foto.
  • Si ya escribes un diario, haz el pequeño esfuerzo de añadir estos recortes, y ya estarías haciendo scrapbooking.
  • Bodas, despedidas de jubilación, de soltero, aniversarios, cumpleaños, bodas de oro… Las posibilidades son muchísimas.

 

El modo más sencillo de iniciarse en el scrapbooking

Hace años hicieron furor unas libretas llamadas Smashbook, que hoy casi han desaparecido.

Eran unos cuadernos impresos, en los que las hojas ya estaban decoradas, por lo que era muy sencillo iniciarse en el scrapbooking. Ya tenías la base y solo había que añadir algún post it o alguna cosita de decoración para scrapbooking (pegatinas, washi tape, troquelados…), poner alguna foto y escribir unas líneas

Pero tenían el problema de que si rellenabas todas las páginas engordaban tanto, que no quedaban estéticos.

Esto es lo ideal para empezar, y que tú puedes reproducir de modo sencillo con una libreta bonita o con mis álbumes de anillas, que siguen este sistema, pero te permiten introducir dentro las páginas que quieras sin miedo a que engorden y se deformen.

Puedes también meterle páginas plásticas, especialmente pensadas para  fotografías.

Así como iniciación, simplemente recortas cartulinas a modo de páginas y las metes en la carpeta, pegas fotos, recortas tiras de papel, las pegas y escribes texto sobre ellas, haces bolsillos para meter papeles.

Y te queda un recuerdo precioso y único.

Pero, repito, lo mejor es el tiempo que pasas contigo o con amigas mientras lo haces, piensas dónde poner cada foto, guardar los recortes para luego pegarlos…

Un paso más allá en el scrapbooking

Ahora que sabes qué es scrapbooking y cómo iniciarte, estoy segura que enseguida te picará el gusanillo de hacer un álbum de recortes desde cero.

Para ello necesitas cartón, cartulinas y papel de scrap para hacer el álbum.

A lo que más tiempo dedico es a diseñar proyectos, grabarlos en vídeo y en paralelo preparar los kits para que puedas hacerlos con el mismo material que yo. Solo tienes que seguir los vídeos que están en abierto en mi blog o en mi canal de YouTube.

    album de otoño tutorial scrapbooking

Te dejo aquí enlaces a diversos kits. Dentro llevan todo lo que necesitas para hacer cada álbum de scrapbooking:

  • Como iniciación, 123 Taller! Bonita es un álbum muy sencillo de hacer. Te recomiendo empezar por él.

 

 

 

 

Qué más puedes hacer con los materiales de scrapbooking

Una vez que tienes todas las herramientas y materiales para hacer scrapbooking, puedes usarlas para hacer muchas más cosas que álbumes de recortes o scrapbooks.

Sigue leyendo:

Etiquetas

 

Qué es scrapbooking, según Alúa Cid. Incluye hacer etiquetas

Con un poco de cartón blanco, un sello, tinta negra y tu técnica favorita de pintura, puedes hacer etiquetas para personalizar regalos.

Usa rotuladores, colores, acuarelas, acrílicos… ¡Todo vale!

En otros capítulos del curso te hablaré de diferentes sellos, tintas, tipos de papeles. Todo llegará.

 

Marcapáginas

Es una idea muy sencilla, que parte de una cartulina o un papel de scrap impreso a doble cara, y que puedes ir enriqueciendo si estampas sellos, añades puntillas, lazos, pegatinas, troquelados…

 

Tarjetería

 

Qué es scrapbooking, según Alúa Cid. Incluye hacer etiquetas

Quizás no te interesa hacer completos álbumes de recortes, pero sí te atrae usar todos los materiales de scrapbooking para hacer tarjetas.

Son verdaderas obras de creatividad, donde puedes emplear todo tipo de técnicas de mix media, estampar sellos y alguna técnica pop up.

Hacer libretas y cuadernos

Una vez que sabes forrar el cartón, puedes crear tus libretas con tamaño y distribución a tu gusto. Y añadirle separadores, bolsillos y relleno.

Obviamente, si la encuadernación es con wire-o o con disco necesitas una herramienta específica, pero la base la sabes hacer.

En mi web tienes rellenos para hacer bullets journals, pero también puedes poner folios de colores o introducir algún papel especial para dibujar.

Crear agendas y planners

Comprando un relleno de agenda o diseñando tú misma un planner, consigues tu propio sistema de organización personalizado.

Cuando ya tienes las bases del scrapbooking, no dependes de nadie para hacer tu material de papelería para ti o para regalar.

 

Fabricar carpetas

Al manejarte con los elementos más básicos, también puedes hacer carpetas.

Para los papeles del médico, la documentación del coche, las notas de las niñas, el veterinario de las mascotas… En mi blog o en mi canal de YouTube tienes tutoriales de todo esto.

Lo más nuevo que he hecho es una carpeta de escritorio en la que guardar los organizadores mensuales o semanales en A4. Lleva pestaña para tener a mano las pegatinas y algunos papeles para notas.

Decorar y organizar tu agenda de anillas

Si te apasiona (como a mí) la papelería, y dispones de un organizador de anillas, con el material de scrapbooking y un poco de maña, puedes crear todo tipo de separadores y decoración para tu agenda.

Hacer marcapáginas con acetato, bolsillos para guardar papeles, libretitas para escribir notas…

 

 

Snail Mail

Qué es scrapbooking, según Alúa Cid. Una de sus ramas es el y Snail Mail

Otra de las ramas o variantes del scrapbooking es el Snail Mail.

Consiste en intercambiarte correo con otra escrapera, tener amigas postales.

En lugar de mandar la carta en un sobre sin más, va en un envoltorio muy especial. Dentro se incluyen detalles y regalitos, como alguna bolsita de tu té favorito para que lo pruebe, un bolígrafo, marcapáginas…

A las amigas postales se les conoce como Pen Pal.

 

Y hasta aquí llega la primera lección de iniciación al scrapbooking.

Si prefieres ver el vídeo que complementa a este post, pincha aquí, que te llevo.

 

TEMPORALMENTE TE DEJO EL VÍDEO AQUÍ.

¿Te ha gustado el contenido o sabes de alguien a quien pueda interesarle? ¡Pues compártelo con ella, para que conozca qué es el scrapbooking! Y ahora, pasemos a la siguiente lección, en la verás los diferentes tipos de papeles y soportes que se usan en scrapbooking.