Qué es Rita’s Diary: un sencillo álbum de fotos de scrapbooking

Carpeta 6x8" Alma de Alúa Cid

Rita’s Diary es el sistema de Alúa Cid para crear un álbum de fotos, recuerdos y recortes de la forma más fácil posible.
Entra en la categoría de scrapbooking de bolsillo (scrapbooking pocket), una alternativa al scrapbooking tradicional, ya que no necesita pegamentos ni herramientas más allá de una tijera.
El objetivo es que, sin complicarte lo más mínimo, puedas hacer álbumes de fotos muy vistosos, y así tener una carpeta de recuerdos actualizada.
Ahorra espacio en tu casa, te lleva muy poco tiempo y permite mucha personalización.
La consigna de Rita’s Diary es ¡fuera pereza!

Rita’s Diary toma el relevo de Project Life

Rita’s Diary se inspira en Project Life, un sistema que inventó la escrapera Becky Higgins y que es una combinación entre los álbumes de fotos de scrapbooking y los álbumes de fotos, tal y como se hacían antiguamente.
Antes las fotografías se guardaban en un orden lógico y se les añadía fechas, anotaciones y recortes especiales, ya que el papel decorado era un bien escaso y cuando se conseguía se guardaba con esmero.
Luego el álbum se atesoraba en un armario dedicado para ese fin, y se recuperaba con reverencia cada vez que se sentía nostalgia o se quería recordar un momento o a una persona.

Hoy creamos recuerdos especiales a mucha más velocidad, hacemos viajes, vamos a fiestas, conocemos más gente nueva.
Eso, junto a la tecnología y la abundancia de materiales permiten que hagamos cientos de fotos que luego se pierden.
Si no quieres que te pase y eres como Becky Higgins, que se dio cuenta de que lo que más le gustaba del scrapbooking era recopilar sus memorias y rutinas, pero que necesitaba un sistema ágil para hacerlo, prueba con Rita’s Diary.

¿Qué necesitas para hacer Rita’s Diary? Los 3 elementos principales

Para hacer Rita’s Diary no tienes que confeccionar un álbum de fotos artesanal de scrapbooking. En lugar de ello, necesitas 3 cosas:

Una carpeta Rita´s Diary

Las carpetas Rita’s Diary son de cartón rígido y con el exterior decorado, que llevan un lomo ancho para que te entren muchas fundas.
Las tienes de varios tamaños, siempre con sistema de anillas europeo. La nomenclatura en pulgadas se corresponde con el tamaño de fundas que caben en el interior, no con el tamaño de la carpeta.

 

Carpetas de 12×12”

Son las grandotas de la casa, con un tamaño exterior de 38×33 centímetros y un ancho lomo de 8 centímetros.
Tiene un formato casi cuadrado y dentro lleva un sistema de 4 anillas europeas, en las que puedes meter fundas plásticas de 12×12”
Más que para usar como álbum de fotos -porque son muy voluminosas- te las recomiendo como carpeta de organización para los layouts, usando fundas de un solo bolsillo.
Estas fundas todavía no las tengo en mi web. Te aviso por redes sociales cuando estén disponibles.

Carpetas de 9×12 “

Estas carpetas Rita’s Diary miden exteriormente 31×34 centímetros y también llevan lomo de 8 centímetros.

Al igual que su hermana mayor es casi cuadrada y lleva 4 anillas europeas en el interior. En este caso, puedes meter fundas de 9×12” y también de 6×12”.
Si las combinas, aportas personalidad y creatividad a tu álbum de fotos.

Carpetas 6×8”

Aquí se reduce el tamaño de la carpeta casi a la mitad, pero mantiene el formato cuadrado y el lomo ancho.

En su caso lleva un sistema de 2 anillas del estándar europeo, que permite meter fundas plásticas de 6×8” o incluso rellenos de papel en tamaño A5.

Carpetas de 6×12”

Con estas carpetas Rita’s Diary pasas ya a un formato rectangular.
Lleva 4 anillas interiores y es alta y estrecha. Ideal para fundas de 6×12”.

Carpetas de 4×6”

También son carpetas rectangulares, pero apaisadas.
Miden exteriormente 21×13 centímetros, el lomo es de 5 centímetros y lleva ya solo dos anillas.
Las fundas que corresponden, como imaginas, son las de 4×6”

Carpetas de 4×4”

Estas carpetas tamaño mini son perfectas para hacer un álbum recordando un momento concreto, como un viaje o una fiesta que deseas archivar por separado. También son fantásticas para hacer un miniálbum ya lleno de fotos, tarjetas y anotaciones, para regalar.
Puedes meter dentro fundas de 4×4”, que están a puntito de llegar a la web.

Fundas plásticas

Las fundas plásticas rellenan el esqueleto de la carpeta. Están destinadas a albergar las fotografías, notas, tickets y todo aquello que quieras guardar y que añade información al recuerdo.
¿Qué es lo original en ellas?
Que van distribuidas de modos diferentes, pero siempre manteniendo huecos de un tamaño estándar donde caben las fotos y las tarjetas de las que te voy a hablar a continuación.
La gracia está en combinar fundas con distribuciones diferentes, para romper con esa sensación geométrica y repetitiva, donde unas páginas se parecen a otras.
¡Creatividad al poder!
Eso sí, escógelas de un tamaño adecuado a tu carpeta.

Un set de tarjetas

Las tarjetas son el elemento que consigue unificar el álbum de fotos tradicional con un álbum de fotos de scrapbooking.
Están impresas por ambos lados, ya que al meterlas en su funda plástica correspondiente se ven las dos caras.
Hay dos tamaños estándar -3×4” (7x10cm) y 4×6” (10x15cm)- y los paquetes de tarjetas suelen llevar de los dos.
En mi web encuentras sets de tarjetas para Rita’s Diary correspondientes a diversas colecciones. Intento sacar en cada una de ellas un pack con dibujos y otro de colores sólidos, para ir intercalando y que no quede un efecto sobresaturado.
Estas tarjetas lisas también facilitan la escritura sobre ellas.

Set de tarjetas Ilustraciones de la colección Rita

También tengo siempre en catálogo tarjetas básicas en Negro, Natural, Kraft y Vegetal, para ir intercalando y tuneando a tu gusto. Y, como novedad, he incluido blocs con tarjetas en una plancha que salen más económicos y tú solo tienes que recortar.
Las tarjetas te permiten hacer álbumes de fotos únicos cada temporada, y no aburrirte jamás de hacer Rita’s Diary.

Cómo crear composiciones y acumular recuerdos

Una vez elegido el tamaño de carpeta, con un diseño a tu gusto, hazte con un pack de fundas.
Si te cuesta decidirte por algún tipo de distribución en concreto, en la web hay pack de fundas MIX que combinan todos los modelos disponibles en ese tamaño.
Escoge tarjetas de una colección que te guste, junto con otras lisas a juego. Y coloca tus fotos en armonía con las tarjetas.
Saltea fundas, fotos y tarjetas.

Mi sugerencia es que hagas la composición fuera de la funda, hagas todas las pruebas necesarias y cuando te convenza el resultado, las metas en la funda.
Como idea, cada fotografía puedes meterla directamente en un bolsillo de su tamaño, o pegarla sobre una tarjeta más grande.
En las tarjetas al lado de cada foto puedes rotular con lettering y anotar texto alusivo a ese día y dejar reflejado el momento.


Hasta aquí la versión ultrasencilla.
Si quieres trabajar todavía más el álbum, acompaña las composiciones de pegatinas, pegatinas puffy, troquelados…

Si quieres ver en vídeo cómo se hace, te lo dejo aquí.

Una impresora de fotos, el complemento perfecto para Rita’s Diary

Ahora que ya tienes todo en marcha te falta lo más importante ¡las fotos!
Como cada vez hay menos tiendas de fotografía donde te las impriman, cuando te pique el gusanillo de Rita’s Diary querrás tener en casa una impresora de fotos.
No soy experta en el tema, pero te dejo debajo el vídeo en el que comparo las dos que tengo:

Y, como último, mi recomendación.
Si nunca has hecho un álbum de estas características te recomiendo comenzar por un tamaño medio. En el grande te va a costar más conseguir una combinación que te guste, porque lleva muchos elementos. Y el pequeñín se te puede quedar corto.
Si has llegado hasta aquí, ¡ya estás lista para comenzar con Rita’s Diary!

    

Entradas recomendadas