Decoraciones para scrapbooking, adornos, complementos. Curso de iniciación al scrapbooking, lección 4

Decoraciones para scrapbooking. Clase 4, impartida por Alúa Cid

¡Llegó la lección que esperabas! Todos los tipos de decoraciones para scrapbooking, y cómo se utilizan cada una de ellas.

Pero te advierto que el tema es tan amplio, que es probable que me olvide de alguna cosa y la vaya añadiendo con el tiempo.

Sin más dilación… ¡vamos allá!

Las decoraciones más sencillas: troquelados o die cuts

Set de troquelados florales para scrapbooking de la colección Patio. Diseñados por Alúa Cid    set de troquelados para scrapbooking mazapan

Son lo más sencillo de todo. Hubo un tiempo en que era lo más simple que se creaba para acompañar a una colección se scrapbooking.

Los troquelados, también llamados die cuts, son piezas impresas de cartulina troqueladas.

Suelen venir en una bolsita, recortadas y sin adhesivo. Así tú puedes añadirle pegamento o no, según necesites.

Los troquelados pueden funcionar como adorno en una portada -para lo cual pondrías adhesivo en todo el reverso-, como tirador de un bolsillo y pegarías solo un trozo, o puedes agujerearlo y colgarlo de un lomo.

Y si es grande, ponle cinta de pegamento en forma de L o U, pégalo sobre papel de scrapbooking y que funcione él mismo como un bolsillo.

Por cierto, que si lo usas como tirador, en lugar de pegarlo lo puedes coser, como suelo hacer yo.

Luego también puedes encontrar en el mercado die cuts que no son de cartulina, sino de papel vegetal o papel de acetado.

O con aplicaciones de foil, que es un pan de oro, o con purpurina.

 

Decoraciones para scrapbooking con adhesivo: Pegatinas o stickers

Un paso más allá de los troquelados, están los stickers, que llevan adhesivo.

Y dentro de este apartado, hay varios formatos diferentes:

Pegatinas con ilustraciones o en forma de etiqueta

Vienen en una hoja donde están los troquelados como los que acabo de detallarte, pero en este caso llevan adhesivo. Y yo también los comercializo en una lata, que considero un buen sistema para llevar pegatinas a la universidad o colegio.

Pueden tener las mismas formas que encuentras en el paquete de die cuts: alguna figurita, banderolas, letras de alfabeto para formar palabras, banners, corazones… cosas que luego nos ayuden a la hora de documentar.

Bien para escribir alguna cosita encima o bien para decorar o rellenar alguna composición en tu álbum o agenda.

De un tiempo a esta parte, mis adhesivos son más en formato rectangular y llevan dos hojas: una con mensajitos para poner a pie de foto y otra con adhesivos de colores para que tú escribas sobre ellos.

Pegatinas puffy

Set de pegatinas puffy de la colección Patio, diseñada por Alúa Cid
Set de pegatinas puffy Patio

Otro tipo de pegatinas son las puffy. Son acolchadas, blanditas y con relieve. Estas se comercializan en paquetes pequeños, en mi caso de 10×15 cm, pero varían según el fabricante.

Las puffy se venden con ilustraciones o dibujos, o como alfabetos que ayudan a rotular proyectos. Con estas puedes poner el nombre de la persona a la que haces el álbum, o el país al que has viajado.

Chipboard

Es una pegatina, pero hecha sobre cartón. Tiene muchísimo relieve.

Las últimas me las están haciendo sobre cartón contracolado blanco, algo muy interesante porque el perfil que se ve queda muy estético, en lugar del típico gris.

¿Una recomendación? El adhesivo de los chipboard suele ser malo (o no lo suficientemente fuerte para sujetar una pieza tan grande), así que mejor ponle tú más pegamento para que quede bien fijo y no se despegue con el tiempo.

Y si quieres convertir un chipboard en un medallón para colgar del lomo de un proyecto, un truco es aplicar talco por la parte donde está el pegamento. ¡Y ya has convertido un chipboard en un die cut!

El tamaño en el que se comercializan los chipboard es una hoja de cartón de 30×30 cm o 30×15 cm.

Thickers o alfabetos

Thickers es una marca registrada que ha dado nombre a un formato que es un chipboard pero cuyos dibujos son alfabetos con relieve.

Estos son de formato 30×15 cm y llevan pegatinas en una hoja, a dos caras.

Es el tamaño original y el resto de marcas seguimos ese camino, para que todo vuestro material sea similar y podáis guardarlo mejor.

Los thickers no tienen por qué ser siempre alfabetos, también pueden ser frases o adornos básicos.

Y el acabado no solo es a un color, a veces con metálicos, o llevan purpurina, o son iridiscentes…

Enamel dots

Set de enamels dots Mazapán colección Navidad
Set de enamels dots Mazapán

Son como gotas de esmalte con adhesivo, con diversas formas y colores.

A veces el paquete lleva solo un tipo de formas (solo circulares, solo corazón, gotas, solo estrellas…) o una mezcla de ellas.

Yo suelo sacar un paquete con cada una de mis colecciones con los mismos colores que he usado en ella.

Los enamel dots son un adorno muy delicado, y te ayuda a decorar un álbum colocando por ejemplo una foto y un par de enamel dots alrededor. O en la decoración de una portada.

Estos tampoco llevan muy buen pegamento, así que refuérzalo con pegamento caliente o con Glossy Accents.

Efímeras

Luego cada marca saca adornos con pegamento muy peculiares, como un set que sacó Maggie Holmes con muchos colores en pompones y flecos. Unos llevaban tela, otros purpurina… muy random todo.

Se les llama efímeras o ephemera, porque son composiciones creadas un poco a lo loco, donde los adornos no tienen que ver unos con otros.

Washi tapes

Los auténticos son unas cintas de papel de arroz impreso y lleva un adhesivo reposicionable, que está pensado para que tú lo puedas usar y luego despegar sin dañar el papel.

Los hay de diferentes anchos, con dibujos e incluso acabados con purpurina.

Yo todavía no he sacado ninguno, seguramente porque es un elemento que uso poco, pero tengo ganas. Me inclino por una línea de básicos para que valgan para todo.

 

Decoraciones para scrapbooking sin adhesivo

Chapas de scrap

La parte de delante es curva y con dibujos y la de detrás plana y plástica.

Se fijan con pegamento caliente o con cinta 3D, que es esponjita a doble cara.

A mi me gustan mucho para hacer medallones personalizados, pero no sé porqué este elemento cada vez se usa menos y se está dejando de comercializar.

Figuras acrílicas

El metacrilato es un material muy versátil y con muchos usos en scrapbooking.

Con ellos se fabrican medallones, figuras, palabras, marcos… para pegar directamente sobre el papel de scrap o colgar.

Las figuras acrílicas son de un color uniforme o con purpurina.

Palabras o figuras de madera

En lugar usar como material base el metacrilato, también es fácil encontrar figuras y palabras de madera.

Llevan el color al natural y en este caso van muy bien para proyectos rústicos, o a los que quieres dar una presentación muy ecofriendly.

Cuando son figuras con mensaje, este se graba sobre la madera, que aparece como quemada.

Borla o tassel

Pueden llevar flecos de hilo, cordón, fieltro y otros materiales. Otros son tiras con bolitas de madera. Y los pompones también entran en esta categoría.

Se fabrican en diferentes formatos y colores.

Marcos y shakers

Las decoraciones para scrapbooking con forma de marco también quedan muy bien. El material puede ser DM (un derivado de la madera, serrín encolado y prensado), metacrilato, o incluso lo puedes hacer tú misma troquelándolo en cartulina.

Si entre dos marcos, colocas dos plásticos con una cámara de aire, obtienes una shaker. En medio puedes colocar elementos móviles como lentejuelas, abalorios, purpurina o arena.

 

Decoraciones para scrapbooking metálicas

Charms o adornos metálicos

charms decorativos golpiño de alua cid

Llevan una resina epoxi recubriendo el dibujo, como si fuera un barniz. La trasera es metálica e incluye un aro para pasar por él una cinta, lazo, cordón o cadena de bolitas.

Y luego lo cuelgas del lomo o de cualquier lugar de tu proyecto.

En mi web además tengo un set de adornos metálicos que no son de colgar, sino de pegar, y que dan un toque muy personal y elegante a tu manualidad.

Encuadernadores o brads

Son una especie de chincheta metálica que por la parte de atrás llevan dos patitas, que se meten por un agujero que harás para encuadernar. Una vez dentro, abrimos las patitas y los folios quedan agarrados.

Originariamente se usaban para encuadernar varias hojas de un proyecto o unos apuntes.

Pero en esta industria se aprovechan todas las ideas, y ahora puedes encontrar los encuadernadores forrados de tela, para poder usarlo como botón de cierre en un álbum. O como si fuesen objetos vintage, simulando engranajes, con strass o con barniz epoxi.

Todo con sus patitas por detrás para fijarlos.

Ojales o eyelets

Son piezas metálicas para recubrir un pequeño agujero, y conseguir un acabado más fuerte y estético. Luego por él pasarás un cordón, una cadena de bolitas, un lazo, una anilla…

Para colocarlos se necesitan dos herramientas: la que taladra el agujero y la que coloca el eyelet, una vez pasado por él.

O una herramienta de la marca We’r Memory Keepers, que se llama Crop a Dile, que lo hace todo en dos tamaños, ya que hay dos tamaños estándar de eyelets: 3/16 y 1/8

Cadenas de bolitas

Las cadenas de bolitas puedes considerarlo un útil o un adorno, y se comercializan lacadas en colores, a juego con los eyelets, que es por donde suelen pasarse.

 

Otros adornos

Como ya te he contado, la industria del scrapbooking siempre está innovando, así que vas a encontrar adornos de todo tipo, como elementos que imitan sellos de lacre, flores de ganchillo, o cuentas de madera.

Y algunos adornos random como pinzas de madera lacadas en colores, horquillas que funcionan como tirador, clips rematados por piezas de goma, piezas de tela acolchada, cascabeles, pinzas metálicas para decorar o usar como cierre, algún adorno en resina, flores de tela, botones, bolitas navideñas con purpurina dentro, figuras metálicas…

Cualquier cosa que te imagines, seguro que la encuentras.

 

Fabrica tus propios adornos y decoraciones para scrapbooking

Has visto que se comercializan montones de cositas para adornar, pero si eres imaginativa tú misma puedes hacer muchas de ellas: flores de tela o ganchillo, pinzas de colores…

Si dispones de una troqueladora puedes fabricar, por ejemplo, tus propias palabras y adornos para poner en las portadas de los proyectos, o adornos con formas variadas en cartulina o goma eva.

 

Fotos y recuerdos que documentan la foto

Pero sin duda las mejores decoraciones para un álbum de scrapbooking son tus recuerdos. Tanto las fotografías, como el material que te traigas de un viaje. Porque es algo único, imposible de sustituir por una pieza comprada y asociada en tu memoria a un momento concreto.

¿Por ejemplo? El billete de avión, tarjetas de visita de un restaurante o el hotel, la tarjeta de habitación de un hotel, mapas, plano de metro…

Y luego están los envoltorios de un regalo, las postales navideñas y tarjetas de cumpleaños… Cualquier cosa que te recuerde el momento especial que estás reflejando en tu álbum de scrapbooking.

Eso es el origen y a la vez la magia del scrap. Por muchos adornos que compres, nada se puede igualar a tus fotos, recuerdos y elementos hechos por ti.

 

Y hasta aquí la clase de hoy. Te dejo también el enlace para que la veas en vídeo. Pulsa aquí, y aparecerás en YouTube.

Te recuerdo que tienes en el blog otras clases que te hablan sobre qué es el scrapbooking, papeles y soportes, y los tipos de proyectos y encuadernaciones.

Si te gustó el tema de las decoraciones de scrapbooking, y crees que le puede gustar a alguien, comparte con ella el enlace.

Entradas recomendadas