Pegamentos para scrapbooking. Curso de iniciación al scrapbooking, lección 6

6ª clase de scrapbooking, donde hablamos de los pegamentos para scrapbooking

Los pegamentos para scrapbooking son un elemento con poco glamour, porque no lucen tanto como las decoraciones, y sin embargo son fundamentales para el correcto acabado de un trabajo, así como su duración.

Antes de pasar a detallártelos, quisiera indicarte que no hay pegamentos buenos o malos (a menos que no hagan su función de pegado, claro). Todos pueden ser ambas cosas, en función de cómo los uses y la maña que tengas. Porque, una vez que empiezas a trabajar con un adhesivo concreto, te acostumbras a su tiempo de secado, tipo de boquilla, controlas la cantidad que tienes que poner… Y ese será el top para ti.

De hecho, la elección del pegamento es muy personal y cada una usamos aquel con el que más cómoda nos sentimos, y que mejor nos funciona.

Lo más habitual es que no uses solo un pegamento, sino que emplees unos u otros en función de lo que tengas que pegar.

¿Quieres ver los que hay?

 

Pegamentos para scrapbooking líquidos

El más fácil de encontrar es el pegamento líquido, y dentro de él hay dos grandes familias: pegamento líquido tipo cola blanca y transparente.

Pegamento líquido tipo cola blanca

El adhesivo tipo cola suele ser más denso y más fácil de aplicar, porque empapa poco el papel y este no corre el riesgo de arrugarse. Este pegamento es de color blanco pero queda transparente al secar y no cristaliza, sino que seca con un acabado más bien gomoso.

Hay muchas marcas, lo interesante es que para trabajar en scrap lo escojas con poca cantidad de ácidos o directamente libre de ácidos. Esto es así porque con el tiempo puede reaccionar con las fotos y estropearlas, arruinando el trabajo en el que has puesto tanto esfuerzo y cariño.

Obviamente te recomiendo el mío, que por un lado tiene una boquilla de precisión y por otro una boquilla más ancha. Aunque no la uses, te puede servir de espátula en un momento determinado, para estirar el pegamento.

 Adhesivo líquido Alúa Cid  

El pegamento tipo cola blanca que usaba yo anteriormente es el de Nuvo, también con boquilla de precisión. Pero han cambiado la formulación y ya no me gusta tanto.

Otro que no falta nunca en las tiendas de scrap es el Tacky Glue. Es un envase grande, que tiene un problema, y es que la cola blanca se solidifica cuando entra en contacto con el aire. Así que cuando los botes son grandes, según se van usando, se suele crear como una costra que tapona el pegamento fresco que está debajo.

De hecho, la marca tiene una versión boca abajo que soluciona un poco el problema.

Pero yo no empleo ya el Tacky porque cada vez que lo necesito, tengo que pelear con el bote.

En el mercado también hay muchas colas blancas de marca blanca, pero la boquilla no tiene tanta precisión y si te gusta rodearte de cosas bonitas, tampoco tienen envases cuidados 😉

Otras colas blancas (muy) interesantes

En este apartado no puede faltar la cola de encuadernar.

No es lo que solemos usar las scraperas, pero sí los encuadernadores de siempre, porque este adhesivo es lo mejor que hay cuando haces la misma tarea seguida.

Si lo que necesitas es poner un poquito de pegamento y luego seguir jugando, plegando, recortando… pues no es lo más práctico, porque necesitas extenderla con pincel y tener espacio para apoyarlo, que no se seque… Para mí es engorroso cuando haces scrapbooking, pero en cuanto a calidad es insuperable.

También puedes prescindir del pincel -que debe tener cerdas duras- y extender la cola de encuadernar con espátulas de silicona e incluso ¡hay que utiliza tarjetas de crédito o DNI antiguos para ello!

Una de las colas de encuadernar de más famosa es la de Vallejo, una marca española de renombre y muy buen producto.

Y luego, a caballo entre la cola de encuadernar y la cola blanca está el gel medium, una especie de cola de encuadernar que puede funcionar como barniz. Se usa mucho para el decoupage.

Hay muchas marcas, y yo os recomiendo Vallejo y Mod Podge por la calidad y la estética. Lo encontráis con acabado mate, brillo, satinado y con diferentes texturas. Incluso alguno perlado.

Este producto me gusta, no tanto como pegamento, sino para dar un acabado final a elementos que van a estar a la intemperie, como etiquetas para bolsas o para colgar en las puertas. Le das una capa de este gel medium con un pincel y el papel queda un poco protegido de las huellas o de las gotas de agua.

 

Pegamento líquido transparente

El pegamento líquido es menos denso que la cola, y con él aumenta el riesgo de empapar el papel y que luego te quede arrugado, si este no es especial para scrapbooking (ya que es más grueso).

Este adhesivo es transparente y sus utilidades son las mismas que las de la cola. Las diferencias con ella están en la textura, calidad, tipos de envase…

El más famoso -y al que estuve enganchada una larga temporada- es el Tombow mono aqua. Es muy buen pegamento, tiene una cabeza de precisión y otra rugosa tipo espátula, que ayuda a extenderlo mejor. Pero si dejas caer pegamento desde esta parte, el papel queda tan empapado, que te recomendaría no usarla.

Yo también tengo un pegamento con envase similar. Quizá no pega tan rápido como el Tombow, pero me da la sensación de que es un poco más denso, por lo que no empapa tanto el papel. Y luego tiene una característica diferente y es que cristaliza.

Lo positivo es que al cristalizar endurece mucho, lo cual es ideal para hacer marcapáginas y otros elementos que deseas que queden firmes. Lo negativo es que si no queda bien pegado, hace ruido al tocar el papel.

pegamento blok 125 ml líquido

Actualmente ha cogido mucha fama el pegamento Blok. Huele genial y tiene muy buena calidad de pegado. Es muy denso y cristaliza un poco gomoso, endureciendo la zona. Pese a lo líquido que es, no empapa el papel, por lo que no estropea el trabajo, algo sorprendente. Y otra cosa es que se enfría mucho al secar, como si hiciese una reacción química al momento.

Lo negativo es que tiene cero precisión, porque echa mucha cantidad. A mí no me gusta que salga a borbotones y no  me manejo bien con él.

Y luego está el Glossy Accents, que es casi una categoría en sí misma.

Es transparente, tiene una fuerza tremenda en superficies porosas como el papel. Pega muy rápido y muy fuerte. También cristaliza, enfría la zona y se solidifica, dejando rígido el papel.

Incluso puede con botones o elementos metálicos, aunque le lleva mucho más tiempo pegarlos.

El Glossy Accents lo tienes en versión chiquita y grande. Aunque esta última sale mejor de precio, te recomiendo la pequeña si no lo usas continuamente. Así no se te secará con el tiempo.

Tiene una boquilla de muchísima precisión, y venden aparte unas tapas con aplicador de aguja para que el pegamento no se seque en el orificio y lo inutilice. Te aconsejo que compres directamente el pegamento con esta tapa especial.

Lo que hace diferente a este pegamento es que puede actuar como barniz, pero no para dar una capa a todo el producto, sino para aportarle un destello jugoso, similar al acabado que tienen los enamel dots.

 

Pegamento de barra

Es uno de los básicos y la única cualidad destacable es que, de un tiempo a esta parte, se ha puesto de moda tintarlos de color. Mientras el pegamento está húmedo, tiene un leve color que desaparece cuando se seca. Es un chivato para saber dónde se ha aplicado.

Y si ves que pierde el color antes de pegar ambos papeles, añade más cantidad, porque eso significa que se ha secado ya.

detalle Pegamento De Barra Alúa Cid

Yo lo uso cada vez que voy a forrar el cartón -también puedes usar cola de encuadernar-, y por eso quise crear mi propio pegamento de barra. Para mí es muy limpio, muy cómodo y me da muy buen resultado a la larga.

Mientras que no tuve el mío, usaba el de Funky Stick de Tonic, que también es muy buen pegamento.

Te advierto que localizar un buen pegamento de barra no es tarea sencilla, así que si lo encuentras, no tiene mayor importancia que no lleve tinte.

 

Adhesivos de doble cara

Son cintas, hojas o formas troqueladas que llevan pegamento en ambas caras y que pueden usarse tanto para grandes superficies como para detalles muy pequeños.

Cinta de doble cara

El sistema más común del adhesivo de doble cara es una cinta que lleva pegamento por ambos lados.

La mía mide 9 mm de ancho y está pensada para pegar solapas de media pulgada. Tiene una relación calidad precio fantástica porque tiene 20 m de largo, tiene muchísima fuerza y es muy sencillo quitarle el protector.

Luego tienes Scor-Tape, que también es una casa bastante buena de pegamentos, tiene un cinta de calidad, pero os va a salir más cara. La hay en diferentes grosores, como la de 3mm y 25 m de largo. Para algún detalle de precisión puede ser muy interesante.

Cuando empecé, usaba la típica de color precinto marrón. Tiene 50 m, así que en cuanto a precio es lo más barato del mercado, pero es engorroso quitarle la cinta protectora. Y a la larga es probable que sea la cinta que peor pegamento tenga. Seguramente se despegue antes que las dos anteriores.

No obstante la cinta de doble cara es un pegamento que a largo plazo no funciona tan bien como los anteriores. Si le da el sol directo, o si está en una zona con humedad o polvo es muy probable que se despegue.

Yo te recomiendo evitarla lo máximo posible o incluso aprovechar su característica de pegado instantáneo, para acompañarla de otro pegamento. Por eso yo sobre ella añado un poco de pegamento líquido, de forma que aunque la cinta tienda a despegarse, el pegamento líquido hace de refuerzo y el proyecto se mantiene impecable.

cinta doble cara ritarita

Luego hay cinta de doble cara extrafuerte, para cuando es imprescindible usar la cinta de doble cara porque no se puede usar otro adhesivo, y quieres que perdure en el tiempo. Esta cuesta más o menos el doble, pero tiene una resistencia y fuerza de pegado mucho mayor.

Tienes que cortarla con la tijera, porque el precinto que trae el protector también es fuerte.

Las cintas de doble cara las puedes encontrar en forma de rollo, en la que tú cortas el largo que necesitas, o con aplicador directamente. Es muy cómodo porque no tienes que quitar el protector, que se va retirando según colocas la cinta. Esto te ahorra tiempo, pero encarece muchísimo el producto.

A medio camino hay una versión más barata: el Advanced Tape Glider o ATG. Es un pistola para aplicar el pegamento de doble cara, que es rellenable.

Es un soporte, en el que puedes poner un rollo grande de cinta de doble cara, de modo que te sale más barato el repuesto.

A las americanas les encanta, aunque yo lo considero un cacharro y no consigo mucha precisión con él porque no he practicado mucho 😂

Otros formatos de adhesivos de doble cara

De doble cara a veces hay hojas, tiras… Es un pegamento que se usa mucho cuando queremos poner glitter, porque despegas el protector, le pones el glitter y queda un efecto maravilloso. Puedes troquelar una hoja adhesiva de doble cara y crear este efecto fácilmente.

También de doble cara hay adhesivos 3D, que son acolchados y levantan el motivo al que quieres dar protagonismo. Por ejemplo son útiles para pegar un motivo en una portada y que quede en relieve. Los míos tienen un mix, llevan piezas más grandes y más pequeñas, porque se usan en ocasiones contadas y así evitas comprar dos packs diferentes.

 

Pegamento para scrapbooking en formato rotulador

Suelen ser pegamentos líquidos de color azul, y se usan muchísimo para superficie no porosas, especialmente para pegar fotografías a cartulina. También son útiles cuando tienes troquelados finos o acetatos transparentes, que necesitan poca cantidad de pegamento para que este no se note.

Los encuentras con la punta metálica o con una punta de fieltro que, al apretarla contra el papel, suelta producto.

Ocupa muy poquito en el estuche, así que no hay excusa para llevar uno siempre contigo.

Uno de los fabricantes más conocidos es ZIG, con una gran variedad de más o menos precisión. Y otro que me gusta mucho es Quickie Glue, de Sakura. Este es el más preciso.

Como última recomendación, te diría que no escojas pegamentos de DP Craft de este tipo, porque no dan muy buen resultado.

 

Pistola de pegamento caliente

Pistola de pegamento caliente y usos en scrapbooking

La pistola de pegamento es una herramienta eléctrica que utiliza barras de pegamento sólido, que funde y sale caliente y líquido por la boquilla.

Este un pegamento muy, muy fuerte y vale para pegar cosas que necesites fijar y que admitan una capa gruesa de pegamento. Úsalo en elementos que no son planos, como cuando necesitas pegar una ramita de flores en la portada de un proyecto.

Tengo mi propia pistola de pegamento, que considero la perfecta: por el diseño, porque tiene interruptor para apagarla, tiene una luz que te avisa de que esté encendida, lleva barritas finas y una punta reforzada metálica muy precisa. Además tiene seguro para poder apoyarla sobre la mesa.

Y va a juego con el resto de mis herramientas: rosa con el cable blanco.

 

Otro tipo de adhesivos

Glue Dots

Es una marca que se ha convertido en categoría. Son gotas de pegamento que van sobre una cinta. Los hay finos, gruesos, en 3D…

El que más me gusta es el removible. Es el típico que viene en las revistas con las muestras de regalo. Sirve para que pegues un elemento que luego se puede retirar y también eliminar el pegamento sin esfuerzo. Por ejemplo, te permite pegar una bolsita de té a una tarjeta hecha por ti. Luego se puede sacar sin perjudicar a la tarjeta.

También hay gotitas de velcro, para hacer el cierre de una solapa.

Imanes

Los imanes son otras maneras de pegar, dentro de los proyectos. Los encuentras en hojas completas o ya troquelados en círculo, con o sin cinta de doble cara.

Los considero muy útiles para hacer el cierre de un proyecto. En ese caso, colócalo en el cartón y forra por encima, de modo que los imanes queden ocultos.

 

Complementos para los pegamentos

Envase con polvos de talco

Llevan una cabeza con un pincel y un depósito con polvos de talco. ¿Para que se usan? Para anular la función adhesiva de un pegamento que se sale por fuera, especialmente los que brillan como los Glossy Accents.

Hay que poner el talco mientras el pegamento está húmedo.

Borrador de pegamento y residuos

Tiene forma de pastilla de jabón, elimina el pegamento cuando se sale por fuera.

Se vende mucho, pero no puedo darte referencias porque a mí no me funciona muy bien…

 

Cómo uso yo los pegamentos

para scrapbooking

Cada escrapera usa los pegamentos como considera. Así que te cuento cómo los empleo yo:

  • Pegamento de barra: siempre lo uso para forrar el cartón, porque es una manera muy limpia de usar pegamento y asegura que toda la superficie quede cubierta.
  • Pegamento líquido: para todo los demás. Especialmente uso el que es tipo cola.
  • Cinta de doble cara: cuando quiero que el pegado sea algo inmediato. Le doy mucho uso en las solapas y en cosas que no son muy precisas, porque en cuanto toca algo se queda ya pegado. No da opción a mover el elemento si te ha quedado torcido, cosa que sí permiten los anteriores. También uso la cinta en materiales tipo acetato o plástico.

 

Una última recomendación…

La cinta de doble cara suele estropear mucho el metal de las tijeras, por eso las hay antiadherentes. Eso mismo  pasa con la Cinch y las máquinas de coser.

El pegamento es un elemento abrasivo que estropea las máquinas. Tenlo en cuenta.

Si vas a coser, evita hacerlo sobre la cinta de doble cara porque se carga la aguja. Mejor usa pegamentos que desaparecen la secarse, como la cola blanca, el pegamento líquido transparente y el pegamento de barra.

Piensa que el adhesivo de la cinta de doble cara no se seca jamás.

 

Bueno, con todas estas pistas yo creo que ya puedes montar tu neceser de pegamentos yendo al grano, ahorrando mucho dinero y evitando el proceso de prueba y error.

Te he dejado todo por escrito para que consultes marcas y enlaces, pero puedes ver todo esto en vídeo pulsando aquí.

Y te recuerdo que este post pertenece a un mini curso de scrap, donde también hemos hablado sobre qué es el scrapbooking, papeles y soportes, tipos de proyectos y encuadernaciones, decoraciones y herramientas.

Espero que este artículo te haya ayudado, tanto si tienes tus pegamentos de scrapbooking favoritos, como si estás a la búsqueda de algo nuevo. ¡Hasta la próxima clase!

Entradas recomendadas