Bullet Journal. Curso de iniciación al scrapbooking, lección 11

Bullet Journal en la 11 clase del curso de scrapbooking de Alúa Cid

Como este es un curso de scrapbooking, no voy a profundizar en sistema Bullet Journal. Solo quiero que tengas una leve noción de qué es este sistema, en qué consiste y qué productos puedes encontrar para desarrollarlo.

Bullet Journal es una marca registrada por Carroll Ryder, que es quien desarrolló este proyecto. Tiene un libro, vende cursos, productos… Es un método para organizarte y ser más productiva. Estilo agenda, pero un poco diferente.

Como base, utiliza un soporte físico (una libreta), aunque hay versiones digitales. Te voy a contar, desde mi punto de vista, lo que me llamado la atención de este método. Pero ya te indico que no voy a ser purista.

El nombre Bullet Journal (y el concepto) ya se ha expandido y ha superado la marca original de Carroll Ryder (como sucede con la Midori, el Traveler Journal o el Project Life). Así que limitar la palabra al método original es casi, casi imposible porque cada persona y marca lo ha llevado a su terreno.

 

Y antes de seguir, una cosa más: el Bullet Journal se conoce también como BUJO. ¿Por qué te digo esto? Porque si estás buscando ideas en redes sociales o en internet, deberías probar con las dos palabras para obtener más resultados.

 

Bullet Journal, by Alúa

Te voy a dar mi visión del bullet journal como diseñadora de productos para llevarlo a cabo, y como gerente de una tienda que vende este tipo de productos. Pero no soy especialista en el método, así que si meto la pata, me disculpas.

Este método intenta que no te olvides de las cosas, ahorres tiempo, estés enfocada en la tarea y tu vida sea más ordenada.

¿Cómo lo hace Carroll? La idea principal es reducir las libretas que usamos para cosas diversas (una donde anoto recetas que veo en Instagram, otra donde escribo ideas de regalos para amigos, otra donde anoto proyectos de trabajo, la agenda donde anoto las citas, otra libreta de agradecimiento, otra para frases que te dicen algo…) y utilizar una sola libreta para todo.

Así que todo lo que has escrito está en ese cuaderno y solo tienes que ir allí a buscarlo.

Eso hace que ahorremos tiempo en las búsquedas.

¿Cómo haces para no volverte loca con todas esas cosas mezcladas juntas?

Pues es tan sencillo como esto: la primera característica principal del cuaderno bullet journal es que al principio vas a crear un índice. Consecuentemente, debes numerar las páginas del cuaderno antes de empezar a escribir.

Si en la página 4 escribes “ideas para 2023”, vas al índice y lo anotas. Y si en la página 25 tienes las recetas para Navidad, pues también lo pasas al índice. Fácil, ¿no?

En cuanto a cosas a anotar, aquí va de todo: desde recetas a listas de tareas, canciones, libros (las listas se denominan ‘colecciones’ en el método Bullet Journal).

Pero lo más importante es que esta libreta sirve como agenda. Al no estar diseñada previamente como tal, sino que las páginas están en blanco, tú diseñas la agenda como te guste. Si te gusta día página, la creas así, y si eres de semana vista, pues lo haces de esa manera.

Por ejemplo, puedes crear ocho huecos para la semana y dejar uno para notas. O crear 10 huecos e incluir además el agradecimiento y los cumpleaños. También puedes dibujar los días de la semana pequeños y el fin de semana muy grande, porque ahí es donde se concentran tus tareas. O incluso hacer cosas más artísticas. Aquí te dejo una muestra:

 

La idea es que desarrolles el plan de semana como te guste. ¿Por qué se ha fusionado tanto con el mundo del scrap? Porque te permite aflorar toda tu creatividad y utilizar todos los materiales que tenemos las scraperas.

La pregunta del millón es qué pasa con las fechas de futuro. Es decir, ¿dónde anotas una cita médica o un viaje que harás en unos meses? Para eso, a continuación del índice debes crear un calendario anual.

Y cada tarea lleva asociado un símbolo o clave que te ayuda a distinguir visualmente en qué consiste esa tarea.

En resumen, el Bullet Journal tiene:

  • Páginas punteadas y con diseño preferentemente punteado
  • Lleva un índice al principio
  • Lleva un calendario anual al inicio
  • Tiene un código de claves
  • Diseñas tú las páginas como prefieras
  • Todo va unificado en un solo cuaderno

Espera, que esto no acaba aquí…

Cómo utilizar un BuJo

Una vez que tienes las páginas punteadas, el índice creado y el calendario anual, te explico de modo sencillo cómo utilizar la parte de agenda.

Tenemos tres grados temporales: súper futuro, futuro y presente.

El súper futuro es el calendario inicial que creas después del índice, con espacio para escribir notas en cada mes. En este registro puedes crear medio año, un año, dos años…

A continuación, creas un calendario del mes (futuro) en el que vamos a iniciar a anotar, con huecos para rellenar. Cada vez que dibujemos uno de estos calendarios, vamos al calendario anual del inicio, rescatamos de allí lo que tenemos previsto y lo anotamos en el calendario mensual.

Después del mes, si lo deseas anotas una lista de las tareas que te apetece hacer en el mes, por ejemplo cambiar la ropa de verano (que no va a estar anotado en el calendario anual) y tareas que arrastras del mes anterior, que no conseguiste hacer. Ese “arrastre” de tareas se conoce como “migración”.

Lo siguiente es crear la semana de ese mes en la que vas a entrar, ya sea día vista o semana vista (presente). Y la rellenas trasladando primero las tareas y eventos que figuran en el calendario del mes correspondiente.

Luego vas rellenando la semana y cuando ya a pasado, si te quedaron tareas sin hacer, las migras a la semana siguiente una vez que la crees, claro.

Cuando una tarea se ha migrado varias semanas, nos puede ayudar a reflexionar si realmente es algo tan importante o no, y descartarla.

 

Y los listados o colecciones las creas en el momento en el que se te ocurra, en la página que te toque. Luego lo anotas en el índice y listo. Ahí está la gracia, que todo va mezclado pero se localiza a través del índice.

 

Una de las cosas más interesante del BUJO es que es muy libre. Si durante unos meses no te organizas, no pasa nada, continúas cuando quieras, sin dejar huecos por el medio. De modo que no desperdicias papel, como sucede con las agendas convencionales, porque el Bullet Journal no tiene inicio ni fin. Acabas uno y empiezas con el siguiente donde dejaste el anterior.

Ideas de listas para anotar en tu bullet journal

  • Películas favoritas de todos los tiempos ever (lo mismo para la música)
  • Películas que quiero ver en el cine (en Netflix u otra plataforma)
  • Frases de libros que te han gustado o frases motivadoras
  • Libros leídos
  • Menús para invitados
  • Viajes que te gustaría hacer
  • Lista con los cumpleaños
  • Rutinas de mañana y noche
  • Conciertos a los que has asistido
  • Vocabulario del idioma que estés aprendiendo…

Por qué el bullet journal nos gusta a las escraperas

Carroll Ryder recomienda utilizar una libreta de hojas blancas o pautadas a tu gusto. Pero en cuanto el método se expandió, nacieron con él las libretas de páginas punteadas. Son las que llevan una malla de puntos ordenados como una cuadrícula, impresos en color muy claro.

Esto hace de guía sutil para ayudarte a posicionar cuadros, pegatinas, realizar lettering sin torcerte…

 

La libreta que se suele utilizar para el bullet journal suele ser resistente, de calidad -para que te dure mucho tiempo- y bonita. El papel suele ser de gramaje alto, para que aguante rotuladores de agua como los Tombow, que se suelen usar para rotular los títulos. Solo con esto, a las escraperas ya nos engancha el BUJO.

Te dejo aquí algunos cuadernos y material de mi marca para hacer Bullet Journal:

Cuaderno BUJO Alma, diseñado por Alúa Cid para crear una agenda, diario o bullet journal personalizado

Pero además, al empezar el mes se suele hacer una portada. Aquí es donde vas a desplegar tu creatividad: puedes dibujar, pegar recortes, estampar un sello y colorearlo… Lo que más conecte contigo.

Y a lo largo de todas las páginas puedes añadir troquelados, washi tapes, pegatinas, practicar lettering… Así le damos salida a todos estos productos que tenemos y que así sacamos del cajón.

 

¿Te quedas a ver el vídeo?

 

TEMPORALMENTE, MIENTRAS NO SOLUCIONAMOS PROBLEMAS TÉCNICOS EN MI CANAL DE YOUTUBE, TE DEJO EL VÍDEO AQUÍ.

 

Y esto es todo. Explicado parece un poco lioso, pero una vez que le pillas el truco, es un sistema muy útil. Yo lo empleo intermitentemente porque me encanta cambiar de libreta cada cierto tiempo y los Bullet Journal me duran mucho tiempo. Pero reconozco que a nivel organizativo es fantástico. ¿Qué te parece a ti?